Nota publicada Edición Impresa "Febrero 2019"
Mercado Ganadero

Sube el abasto y la invernada

Ascenso del precio en las vaquillonas de reposición de tambo

Por Miguel Vega
Ingeniero Agrónomo
Asesor técnico de Nuestro Agro
informes@nuestroagro.com.ar

La hacienda de abasto observó en promedio una suba de 16,11% en su precio con respecto al pasado diciembre de 2018. El precio promedio para el primer mes del año 2019 se situó en $42,83/kg. vivo. 
Igual al abasto, la invernada ganó precio en enero. En promedio este tipo de hacienda hizo $46,90/kg. vivo, lo que indica un alza de 14,22% en comparación con diciembre de 2018. 
Las vaquillonas adelantadas de reemplazo para el tambo también suben en su precio promedio, y mostraron un alza de 4,9% en el precio por cabeza con respecto a diciembre próximo pasado. Esta categoría obtuvo un promedio de $37.500/cabeza. 

En el centro santafesino
En enero de 2019, con una suba de 16,11% respecto del mes anterior, el abasto registró un promedio de $42,83 / kg. vivo. Lo mismo aconteció con la invernada, que sube en su precio y logra 14,22% más, con respecto a diciembre del mismo año. Con ello su precio quedó en $46,9/ kilo vivo. 
La vaquillona de reemplazo en el tambo también aumentan con un porcentaje de 4,90% en enero/19, y observó un promedio para este mes igual a $37.500/pieza. 
Para nuestra zona (centro oeste de la provincia de Santa Fe) las variaciones promedio, según el tipo de hacienda, se observan en los Cuadros 1 y 2. En éste último se puede ver, además, un mayor detalle de los promedios para cada categoría de hacienda. 

Hacienda de abasto
Comparando con diciembre de 2018, en el primer mes de 2019 todas las categorías aumentaron su precio. Dentro de ellos están las vaquillonas livianas de consumo con 22,35%, y los toros con 20,83%. Luego siguen las vacas de conserva con 19,39%, y las vaquillonas pesadas de consumo con 19,38, las vacas de manufactura y consumo con 17,54%, y los novillos de consumo de menos de 400 kg. Siguen los novillos de exportación mestizo y cruza con 10,38%, y los novillos holando pesados de exportación con 9,26%. Los mamones y los novillos de más de 400 kg. no cotizaron (Cuadro 2 y Gráfico 1).
Un experto en remates de hacienda entrevistado por Nuestro Agro nos decía: “en febrero hubo un importante salto en los precios de la mano de un aumento del consumo y de la exportación. En raza carne  hubo valores de $58 a $61 en el macho, y la ternera de $ 53 a $57. Es una recuperación de precios que meses atrás ya habían estado en la pizarras, es decir, que estos son valores son  más razonables al momento y no son excepcionales. La oferta fue moderada, ahora está comenzando a salir hacienda desde las zonas inundadas, y el efecto de este fenómeno va a producir pérdidas importantes de terneros, se mueren o se pelan por efecto del agua y el calor, y no sirven, le falta leche a las vacas, y esto estará afectando la zafra de este año porque las condiciones climáticas son adversas. Lo que es aún más grave, es la pérdida de novillos por la faena anticipada, entre las provincias de Bs As y La Pampa se han perdido alrededor de 1 millón de novillos, esto viene de la mano de los feed lot  que enviaron el año pasado a faena novillos de entre 350/380 kg, En Santa Fe  la faena de novillos chicos fue arriba del 80%, y ahora no están los novillos pesados que necesitamos. El 82% de ese millón son de la pcia. de Bs As. Ahora vendrá el efecto de las inundaciones como en Corrientes, Entre Ríos, Chaco y Formosa, esos animales van a perder calidad  y por esa razón los frigoríficos se adelantan a comprar y ha subido el valor en febrero.
Todo esto que ocurre con las inundaciones terminan desnudando la falta de políticas permanentes de estímulo y sostenimiento de los productores de cría, las incertidumbres permanentes de la economía sumado a estos fenómenos climáticos eventualmente sólo contribuye al achicamiento de los rodeos  o a un crecimiento muy lento en épocas en que se reactivan los mercados externos para nuestras carnes en que deberíamos disponer de un buen stock para atender una demanda que parece sostenida en el tiempo.
El productor trabaja a ciega, falta seriedad en el negocio por las políticas erráticas, el productor que trabaja en serio quiere hacer negocio y cuando esto no es posible levanta el pie del acelerador porque no tiene certezas. No sirve que un año le vaya bien y dos años mal, cualquier cadena productiva debe ser virtuosa donde todos ganan y se benefician.
Hoy  los políticos, y también el consumidor que quiere comer carne buena y barata, ignoran que estas inundaciones rompen un ciclo productivo en la ganadería que demandará tres o cuatro años su recuperación porque hay ciclos biológicos que cumplir y esto lo ignora mucha gente”.

Hacienda de invernada
En este tipo de hacienda, comparado con diciembre pasado, todos fueron aumentos de precios. El mayor ascenso de precio fue de 24,41%, y correspondió a los novillos holando argentinos medianos. Le siguió el novillo holando argentino liviano con 22,30%. Luego, con aumentos menores se ubicaron las vaquillonas mestiza y cruzas con 11,96%, los terneros mestizos y cruza con 11,34%, y los novillos mestizo y cruza con 3,30%. No cotizó la vaquillona holando pesada, la vaquillona holando liviana y mediana, el novillo cruza índica, y los novillos holando argentino pesados (Gráfico 2 y Cuadro 2). 

Vaquillonas de reposición de tambo
El precio promedio pagado por la vaquillona adelantada mostró una suba en los remates de enero de 2019, con respecto de diciembre de 2018. Los $37,500 pagados por cada vaquillona en enero representó un alza de 4,90% con respecto a lo que había cotizado en diciembre pasado (Cuadro 2 y Gráfico 3).
Un importante operador de este mercado nos dio un panorama de lo que está ocurriendo con la hacienda de tambo: “las vaquillonas oscilan entre $ 40.000 y $ 45.000 y $ 38.000 la regular, las terneras para entorar anduvieron bien en $ 20.000/25.000, terneras en $ 15.000,  en un remate que tuvimos, pero digamos que aún no se nota mucho interés a pesar que la relación de litros leche para comprar una vaquillona al parir  está muy favorable. Han venido algunos rodeos lecheros del norte inundado y se han alquilado en nuestra zona. En las zonas inundadas como Pozo Borrado y Villa Minetti ya quedan muy pocos tambos y parte de la hacienda se la ha llevado a otros tambos secos más al sur, parte se ha vendido en las ferias. Es decir, cada productor se va acomodando al momento pero todas las acciones contribuyen al achicamiento y habrá casos en que los productores chicos, tanto de carne como de leche no van a regresar a la actividad”. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar