Nota publicada Edición Impresa "Junio 2019"
Economía

"El próximo Gobierno tendrá una herencia con cosas a favor"

El reconocido experto en finanzas, Lic. Claudio Zuchovicki, analizó el escenario nacional teniendo en cuenta las principales variables de la economía, en un año signado por la contienda electoral.

Argentina presenta un escenario complicado en materia económica y financiera. La "lluvia de inversiones anunciada por el Gobierno nacional fue tan solo una garúa y las principales variables se alinearon para generar una crisis importante en el sector productivo. Sin embargo, el Lic. y reconocido analista de finanzas, Claudio Zuchovicki, se muestra optimista de cara al futuro pese a la incertidumbre política en un año netamente electoral. El próximo Gobierno tendrá una herencia con algunas cosas a favor", afirma.
Nuestro Agro (NA) - ¿Qué análisis hace de los mercados en la actualidad?
Claudio Zuchovicki (CZ) – En Argentina nos tocó convivir, y seguiremos conviviendo, con un mundo muy volátil y muy complicado por avances tecnológicos, por cambios en reglas de juego y por exceso de información que nos hace juzgar más fácil a cada uno de los partícipes del mercado. En cualquier país del mundo se advierten problemas y la inestabilidad política es increíble. Es difícil planificar cuando hay presidentes todo el tiempo escribiendo en Twitter, como Donald Trump [EE.UU], que van cambiando las reglas de juego minuto a minuto. 
NA – Y en Argentina, ¿qué observa?
CZ – Argentina corrigió todas las distorsiones macroeconómicas que tenía pero no por decisión del Gobierno ni por una política de Estado, sino porque finalmente lo terminó impulsando el mercado a la fuerza. El próximo Gobierno se va a encontrar con algunas cosas a favor: superávit comercial (cosa que no nos pasa hace mucho tiempo); superávit de la balanza de pagos por el ingreso de los dólares del Fondo Monetario Internacional (FMI), porque los vencimientos de deuda se están pagando e incluso la deuda bajó en 20.000 millones de dólares por pagar con ese dinero del FMI, es más fácil manejar a un acreedor que a millones de bonistas; y por primera vez en mucho tiempo hay superávit fiscal primario porque todas las provincias (menos una) tienen superávit fiscal, con lo cual tienen menos dependencias de un gobierno central. Entonces, macroeconómicamente, las distorsiones que afectan sobre las variables como el dólar, la inflación y la tasa de interés, empiezan a alinearse un poco.
NA – Pero la microeconomía, ¿cómo se encuentra?
CZ – Esa es la otra parte de la historia. El que herede también se va a encontrar con una microeconomía muy lastimada porque pagó el pato (con presión tributaria y recesión) pero que al menos no está endeudada. El sector privado argentino está en el mínimo de deuda de la historia porque no nos prestaron plata en los últimos tiempos o si nos prestaron, nos dieron en pesos que también se licúan en términos de dólares. Por lo tanto, hay una macroeconomía mucho más manejable y una microeconomía que será más fácil de revertir. Pido perdón por el optimismo, pero cuando veo las variables a veces siento que nos ahogamos en un vaso con agua.
NA - ¿Cuáles son los problemas más urgentes en una economía tan endeble?
CZ - El déficit fiscal siempre fue el problema más grave de todos y en eso se está en buen rumbo. El segundo tema es la inflación. Yo soy uno de los que pecó de optimismo hace un año atrás. Aquí el tema pasa por saber cómo reactivar e incrementar el trabajo porque por más que la macroeconomía esté bien, si la mitad de la sociedad está paralizada no se puede hacer nada. Algo para destacar respecto a ello es que todas las paritarias se están arreglando por encima de la inflación y al haber un consumo postergado, uno entiende que puede haber una recuperación por allí. El otro tema es una elevada tasa de interés que es consecuencia de una inflación alta.

El clima electoral y las inversiones
Las elecciones presidenciales que se desarrollarán en octubre, luego de las PASO del mes de agosto, mantienen en vilo a los inversionistas. Según Zuchovicki, "en el mundo de las inversiones la mirada es cortoplacista".
NA - ¿Cuánto afecta la incertidumbre política?
CZ – Los inversionistas evalúan candidatos y todo lo que está en juego porque se discuten libertades individuales y el modelo del país. De todas maneras yo creo que la incertidumbre es más jurídica que política. Un político, por más que quiera, no se puede alejar demasiado de una matriz cuando no hay dinero y hasta el momento no escuché a ningún candidato hablando de lo que hará, sino que todos hablan de otro. 
NA – ¿Qué puede ocurrir con el tipo de cambio?
CZ – El Gobierno utilizó el tipo de cambio como ancla inflacionaria y decidió controlarlo para anclar la variable para que frene la inflación. Lo más probable es que el dólar técnicamente suba mucho menos que la inflación y menos que la tasa de interés. El Gobierno si puede lo dejará anclado en $45 pero también dependerá de las variables globales. 

Reflexiones 
ECONOMÍA. "El que dice que todo va a explotar por el aire y que hay que comprar dólares, ¿lo dice porque nos quiere ayudar? ¿O quiere que eso pase para luego venir como "el salvador"? ¿O será que el ego del 'yo te dije' es más potente que la cantidad de damnificados? Si voy viajando en un avión que tiene serias turbulencias, disconforme con el piloto, ¿le voy a recomendar a todos los tripulantes saltar, gritar, tirarse o nos conviene a todo bajar un cambio, calmarnos y ayudar al piloto? No logro entender de qué me sirve una profecía autocumplida si el resultado final es que perdemos todos".
MERCADOS. "Mi conclusión es que ya no vale la pena seguir los mercados con mirada técnica o económica, sino que son los factores políticos -difíciles de interpretar al menos para mí- los que justifican este riesgo país, este valor del dólar y este insostenible costo de la tasa de interés. La foto del mercado es una imagen del futuro y la poca confianza que despiertan todas las variantes políticas en la Argentina. Sé que no digo nada que no se sepa, solo justifico que nadie tenga la capacidad de representar al mercado, a su confianza y expectativas. El mercado es volátil, pero la gente es más volátil, los políticos son mucho más volátiles".
POLÍTICA. "Siento que la cosa está más difícil de lo que describe el oficialismo, pero tampoco tan desastrosa como la describen los opositores. Ninguno de nosotros puede modificar pasado. Ya forma parte de nuestro presente. Cuando las cosas no están bien, es más productivo intentar modificar actitudes mirando el futuro. Es el conocimiento el que nos da libertad y ésta la independencia y no esperar a un líder salvador".  

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar