Nota publicada Edición Impresa "Septiembre 2019"
Mercado de Granos

Toda la ilusión puesta en el trigo

Con una superficie sembrada superior al ciclo anterior, el cereal buscará batir su propio récord en la presente campaña. Las primeras estimaciones vaticinan, una vez más, una producción histórica.

Después de una campaña 2018/19 que significó un récord para Argentina, el trigo vuelve a generar expectativas en toda la cadena. Con una superficie sembrada a nivel nacional de 6,6 millones de hectáreas, cifra superior al ciclo anterior, los primeros relevamientos en las zonas trigueras por excelencia generan ilusiones. En un momento difícil para el país, con una crisis notable en diversos aspectos, el sector buscará convertirse nuevamente en ese motor que posibilita el movimiento de la rueda económica en el interior productivo.
El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca anunció que proyecta una producción de 21 millones de toneladas de trigo para la presente campaña. Así lo señala el Monitor de Estimaciones Agrícolas del mes de agosto, que ofrece información oficial resumida de las principales variables productivas y de mercado, a partir de datos elaborados por la cartera. "La siembra de trigo alcanzó los 6,6 millones de hectáreas para el ciclo 2019/20 y se ubica como la más importante desde el 2001/02; esto pasa cuando se cree en los productores y se trabaja para que cada vez tengan más competitividad", destacó el ministro Luis Etchevehere.
La Guía Estratégica para el Agro (GEA) dependiente de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) también difundió números impactantes. A diferencia de la proyección oficial, la institución informó un área implantada de 6,87 millones de hectáreas, "un 6% mayor que el año pasado y superior por un 93% a la registrada en 2012/13 cuando apenas se sembraron 3,5 millones de hectáreas". Así, los expertos señalaron que la producción podría ser de 21,5 millones de tonelada. "Este horizonte productivo surge de tener en cuenta un rinde de 32 quintales y pérdidas de área que descuenten unas 150.000 hectáreas", indicaron.
Entre Ríos, Santa Fe, buena parte de Córdoba junto al NOA y NEA se destacan por sus buenas condiciones. Todo el norte y buena parte del centro argentino relucen de verde en el mapa de reservas de agua en el suelo, al igual que sus lotes sembrados con trigo. Muy distinto era lo que sucedía un año atrás, cuando la falta de agua y las crudas heladas bajaban la condición, resignando macollos y posibilidades productivas. 
De todas maneras, existen zonas complicadas por la falta de como el sur de Córdoba y el sur y centro oeste bonaerense. "Pero Buenos Aires tiene guardado un as en la manga porque cuenta con más probabilidades de recibir agua por la distribución de las lluvias invernales que la privilegia frente a otras provincias y también, tiene más tiempo para esperar el regreso de las lluvias ya que el cultivo está en sus primeras etapas", explicaron.
Un dato a tener en cuenta, según expertos de la GEA, está relacionado con las heladas registradas en algunos puntos de la Zona Núcleo que, sumado a la falta de precipitaciones, pone en jaque a los cultivos más adelantados incrementándose los lotes con condiciones regulares. 
Por otra parte, hay advertencias por las enfermedades en trigo que han aparecido con fuerza en algunos lugares. La presencia de la roya amarilla y anaranjada avanzó incluso a pesar de la falta de agua. En el sur de Santa Fe, por ejemplo, ya se han tratado casi todos los lotes. Hay casos puntuales en que ya se está pensando en hacer la segunda aplicación y aún no han encañado. "A partir de ahora, hay que estar muy atentos a lo que puede pasar cuando suba la temperatura", alertaron los técnicos.

El escenario en el centro norte santafesino
El Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) de la Bolsa de Comercio de Santa Fe (BCSF) releva semanalmente la situación en el centro norte santafesino donde se han sembrado 378.000 hectáreas en la presente campaña, superando la estimación inicial realizada por los especialistas. 
A comienzos del mes de septiembre, en toda la superficie sembrada se detectó un 92 % del cultivo en estado bueno a muy bueno, con lotes excelentes, un 6 % en estado bueno a levemente regular y un 2 % en estado regular.
"La variación del estado bueno a levemente regular se incrementó como consecuencia de las condiciones ambientales que reinaron en los últimos 20 días de agosto y el impacto de la presencia de roya amarilla o estriada (Pucciniastriformis), roya de la hoja o anaranjada (Pucciniarecondita) y de mancha amarilla (Drechsleratritici-repentis)", indicaron.
Ante ello, se realizaron en diferentes sectores o áreas de los distintos departamentos los tratamientos con fungicidas. Dicha acción en un primer relevamiento se concretó en un 60 a 62 % de la superficie sembrada.
De acuerdo a la información brindada por el Ministerio de Agricultura de la Nación, los lotes de trigo de la zona de la delegación Rafaela presentaban a fines de agosto una buena evolución, favorecidos por las condiciones de humedad de los suelos. Los cultivos en su mayoría transitaban la etapa de macollaje. Se completaron las tareas de fertilización y en lo referente al estado sanitario se verificaron algunos lotes con presencia de roya y mancha amarilla. Además se reportaron daños leves por heladas. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar