Nota publicada Edición Impresa "Octubre 2019"
Editorial

Tranqueras abiertas al conocimiento

Cuando se dice "abrir la tranquera" generalmente se entiende que es para ingresar a un establecimiento y mostrar lo que allí se hace. En un sentido más amplio es lo que ocurrió en los días -8 y 9 de octubre- de "Tranquera Abierta" organizada por el CREA Santa Fe Centro en la localidad de Eusebia. Dos jornadas de excelencia que permitieron a la concurrencia encontrarse con el conocimiento actualizado en cada tema, con la innovación, con la experimentación, todo en tiempo real para satisfacer a los productores que desean crecer y estar un paso más adelante.
Una experiencia de alto nivel técnico que dejó muchas reflexiones y especialmente un mensaje de que: "todavía hay mucho por hacer…y resolver". Un punto de encuentro donde se comparte el conocimiento que permite comprobar resultados de ensayos y experimentaciones con toda la información disponible, con la presencia de los técnicos exponiendo tanto en el campo como en el salón de charlas. Precisamente, CREA abre la tranquera para mostrar y evaluar procesos y prácticas de manejo que van desde la siembra de pasturas como alfalfas junto a otras forrajeras como también instalaciones de tambo funcionales a la gente que trabaja y a los animales que se ordeñan. Un privilegio y todo en un mismo lugar. Hubo calificados disertantes y algunas presencias destacadas que generalmente son invitados especiales en el programa de disertaciones.
Este acontecimiento coincidió con el cierre de esta edición de Nuestro Agro y por tal razón se lo comenta en este espacio editorial para resaltar no sólo sus objetivos, sino también tomarlo como ejemplo en lo que se refiere a la transferencia de conocimientos y a prácticas de capacitación en el mismo lugar donde ocurren los hechos. Como modelo de asociativismo libre y voluntario, los grupos CREA se distinguen por su carácter de compartir solidariamente, sin mezquindades, la experiencia de cada integrante de grupo con resultados a la vista. En este caso específico, el CREA Santa Fe Centro se abrió a todos los productores de la región para hablar de temas de plena actualidad especialmente seleccionados. 
Sin bien existe una amplia franja de productores que incorporan innovación permanentemente y trabajan en cómo resolver cuestiones que se instalan como nuevos desafíos: el caso de las malezas resistentes y cómo combatirlas de la mano de cultivos de servicio, es sólo uno de ellos. Quedó en claro al cabo de dos intensos días de aprendizaje, que son muchos los desafíos que tiene hacia adelante el sector agropecuario, aunque parezca que le tecnología disponible ya lo ha resuelto todo. 
El cambio de paradigma para diseñar planteos agronómicos fue uno de los temas centrales de esta Tranquera Abierta, esto implica salir de una agricultura de insumos para pasar a otra de procesos, dejar de pensar que las soluciones vienen en latas para comenzar a analizar las causas de los problemas. Así lo indicó Luis Lanfranconi, del INTA Río Primero durante una charla. Allí fue contundente. Los cultivos de cobertura o de servicio son uno de los grandes aliados que tenemos cuando el problema de las malezas es grave. En la naturaleza es algo fundamental la ocupación del espacio, si uno siembra cultivos de cobertura con un suelo limpio ese cultivo gana y si aparecen malezas estas no tienen suficiente espacio para prosperar y vamos a poder controlarlas. En un trigo de baja tecnología lejos de solucionar un problema de malezas puede potenciarlo porque al no cubrir la mayor parte del suelo promueve el surgimiento de malezas de difícil control que posteriormente complicarán al cultivo posterior, mencionó que el yuyo colorado es uno de los más agresivos "La mejor manera de que la fábrica del suelo funcione adecuadamente es con una actividad bilógica permanente. Por su parte el Asesor CREA Darío Cortese apuntó que la supresión del cultivo de cobertura dependerá de la situación presente en cada campaña agrícola" y remarcó que "Los técnicos vamos a tener que prestar mucha más atención al suelo, tenemos que cambiar el sistema agrícola porque de lo contrario vamos a entrar en un círculo vicioso del que después va a ser muy difícil salir". Cabe mencionar que los empresarios CREA de la Región Santa FE Centro están trabajando en un protocolo de manejo de cultivos de servicios con el propósito de recomponer la salud de los suelos luego de regitrar tres años de excedentes hídricos y una sequía.
Además fueron abordados temas importantes como la sustentabilidad del sistema agrícola, el cuidado de los suelos, los problemas de compactación y cómo resolverlos; el potencial productivo de las alfalfas y el manejo del pastoreo de las mismas, como ya se dice, se habló del aporte al sistema de los cultivos de servicio; se habló de cómo superar los excesos hídricos, el pisoteo y la acidificación. Se mostraron instalaciones de ordeño y se habló sobre cómo mejorar la crianza de los terneros. Pero también se abordaron cuestiones sobre cómo se preparan las empresas agropecuarias para afrontar el cambio climático y más aún, se habló de la gestión de los recursos humanos en los establecimientos. Y también ocupó un espacio "la gestión empresaria familiar", siempre de candente actualidad. La frutilla del postre quedó en manos del economista Juan Carlos de Pablo el primer día y en Fedra Piloni el segundo día, integrante del equipo de trabajo del Dr. López Rosetti, quien se ocupó de hablar de cómo manejar el estrés en un contexto de incertidumbre como el que vivimos en estos tiempos en el país.
En síntesis, dos días imperdibles que fueron aprovechados por productores de todas las edades pero particularmente por quienes pertenecen a la nueva generación de empresarios que ven la realidad con una mirada profunda y sin temores, dispuestos a enfrentar las cosas por su nombre.
El economista Juan Carlos De Pablo, con su caracterizada versatilidad para hablar de un tema tan gastado y vapuleado no dio ningún pronóstico, sólo se animó a decir: "Miren, no se preocupen por lo que va a pasar, no se preocupen, la cuestión es que no sabemos lo que va a pasar, por lo tanto hay que levantarse todos los días y ver cómo pelearla, un productor agropecuario es igual a cualquier otra empresa de la ciudad, es un continuo, por lo tanto hay que aprender a tomar decisiones en un marco de incertidumbre, hay que tomar decisiones todos los días aunque nos equivoquemos, lo peor es frenarse, no hacer nada".
Con esta síntesis, desde este espacio editorial arribamos una vez más a que "el principal insumo para el manejo y desarrollo de una empresa agropecuaria es el conocimiento". En este sentido hay en abundancia, solamente hay que ir a buscarlo y hacer la diferencia.
Vale destacar el importante apoyo de más de 100 empresas de la maquinartia garícola, de los insumos, semillas, y de servicios, entre otras, que se hicieron presentes con diferentes stand en el predio donde se desarrollaron las dos jornadas. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar