Nota publicada Edición Impresa "Marzo 2020"
Mercado de Granos

"El esquema impositivo podría favorecer la siembra"

El Licenciado en Economía y asesor de ASAGIR, Jorge Ingaramo, analizó el escenario que afronta el sector girasolero y auguró buenas perspectivas para el cultivo.

El evento que convocó a la cadena del girasol en la Bolsa de Comercio de Santa Fe, contó también con dos charlas técnicas a cargo de reconocidos expertos para analizar el presente y el futuro del sector, a partir de las diversas variables (internas y externas) que inciden en el negocio. 
El Lic. en Economía y asesor de ASAGIR, Jorge Ingaramo, fue uno de los disertantes y en su exposición reveló las perspectivas positivas que se presentan para el cultivo, a pesar de algunos factores como la aparición del "Coronavirus" que atentan temporalmente contra los precios y el comercio. 
"La baja de retenciones impuestas para el girasol podría generar un aumento del área sembrada en la próxima campaña, teniendo en cuenta que la suba de los derechos de exportación que sufrió la soja pondrá límites a todas las zonas distantes de los puertos", explicó a Nuestro Agro.
Para el especialista, el panorama se vuelve más alentador por el escenario que afronta Ucrania, uno de los grandes actores del mercado internacional. Al respecto, comentó: "es un país que ya no cuenta con más superficie para sembrar girasol porque el cultivo allí está protegido con un diferencial arancelario de diez puntos y el crecimiento alcanzado ya encontró un techo". Y agregó: "si el principal jugador no tiene capacidad para seguir creciendo y además se enfrenta a cultivos competitivos (porque comenzó a ser reemplazado por soja y maíz transgénico), nosotros entendemos que el único lugar con orientación exportadora y con capacidad para ampliar rápidamente su oferta es Argentina".
Cabe destacar que Ucrania representa el 55% de la oferta de exportación mundial y el consumo de aceite de girasol a nivel global está creciendo al 5,5% anual acumulativo, mientras que las exportaciones lo hacen al ritmo del 9,5%, con lo cual "todos los años es necesario agregar al mundo en materia de exportaciones, como mínimo, 900.000 toneladas de aceite de girasol", reflexionó Ingaramo.
Por último,  se refirió a la industria del girasol y reconoció que "está preparada" para recibir una mayor producción, teniendo en cuenta que la capacidad de molienda ronda los cinco millones de toneladas. "En los últimos años lamentablemente hubo cierres de empresas porque tuvimos ocho años consecutivos con retenciones del 32%, situación que generó una caída del área sembrada de 2,6 millones de hectáreas a 1,2 millones; no hubo posibilidad de llevar a cabo una reconversión tecnológica por parte de la industria, que ya tiene sus años y presenta costos de mantenimiento altos". 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar