Nota publicada Edición Impresa "Marzo 2020"
Mercado de Granos

Cómo le fue al trigo en la región

El CREA Santa Fe Centro elaboró un informe con los resultados de ensayos realizados en las localidades de Humberto Primo, San Carlos Centro, Crispi y Freyre.

El cultivo de trigo tiene relevancia en las empresas CREA de la Región Santa Fe Centro por varios motivos: control de malezas, diversificación de riesgos, manejo de excesos hídricos, además de todos los beneficios que genera una gramínea como ésta en las propiedades físicas y químicas de los suelos. Por este motivo, durante la campaña 2019-2020 la Región Santa Fe Centro de CREA, a través de su Comisión de Agricultura, puso en marcha por cuarto año consecutivo ensayos comparativos de rendimiento de variedades de trigo. 
Se implantaron ensayos en cuatro localidades: Freyre, Humberto Primo, San Carlos Centro y Crispi. La particularidad de esta campaña, a diferencia de las anteriores, es que en las localidades de Humberto Primo y Crispi aparte de la evaluación tradicional de ciclos intermedios/largos se le sumaron cultivares pertenecientes a ciclos intermedios/cortos.
Los ensayos se implantaron en lotes de producción que iban destinados a trigo, con la tecnología de uso prevista por el productor CREA donante del sitio y con maquinaria aportada por los mismos. Se utilizó la densidad de siembra usada por el productor en el resto del lote y en etapas vegetativas tempranas (de V1 a V3) se realizó un conteo del stand de plantas logradas por tratamiento.
Las temperaturas máximas y mínimas durante el ciclo del cultivo no sufrieron grandes desvíos con respecto a las temperaturas máximas y mínimas históricas (ver Gráfico 1), salvo por los primeros meses de establecido el mismo, en donde las temperaturas máximas y mínimas estuvieron por encima de las históricas esperadas. Alrededor del periodo critico (septiembre/octubre), las temperaturas máximas y mínimas no sufrieron desvíos con respecto a los promedios.
Con respecto a eventos climáticos extremos como ser viento y granizo en esta campaña en particular, a diferencia de anteriores, ningún sitio ni tratamiento se vio afectado.

Resultados
Para las variedades de ciclo intermedio e intermedio/largo, el sitio de mayor rendimiento promedio fue San Carlos Centro con 4.343 kg/ha, seguido de Freyre con 3.803 kg/ha. El sitio Crispi obtuvo un rendimiento promedio de 3.231 kg/ha, mientras que el de menor rendimiento promedio fue Humberto Primo con 2.885 kg/ha, único sitio que copiando las decisiones de manejo del productor no recibió fertilización en ninguna instancia del ciclo.
Estos dos últimos sitios (Crispi y Humberto Primo) fueron los de menor rendimiento promedio, probablemente afectados por las fechas de siembras más tardías que el resto de los sitios en evaluación.
En San Carlos Centro estuvieron por encima del promedio las variedades K 100 años, SY 120 y Baguette 620, sin superar estadísticamente al resto de las variedades. En Freyre la variedad de mayor rendimiento promedio fue SY 120, superando con diferencia estadísticamente significativa a las demás junto con Buck Cumelén y B620.
En Crispi la variedad de mayor rendimiento promedio fue Klein 100 años, sin diferencias estadísticamente significativas entre tratamientos, mientras que Humberto en este sitio se realizó una única repetición de cada uno de los tratamientos, lo que imposibilita la comparación estadística tal lo realizado en el resto de los sitios. 
Con respecto a las variedades de ciclo intermedio/corto y corto, el sitio de Crispi obtuvo un rendimiento promedio de 3.354 kg/ha, mientras que el sitio Humberto Primo un rendimiento de 3.145 kg/ha. 
En  Crispi la variedad de mayor rendimiento promedio fue Buck Camba. En tanto en Humberto la variedad de mayor rendimiento promedio de este sitio fue Baguette 450 con 3494 kg/ha.

Consideraciones
El clima durante la primavera así como el contenido de agua útil al inicio del cultivo juegan un papel importantísimo. En la campaña 19-20 en general y en los sitios de ensayo en estudio en particular, la recarga otoñal de los perfiles fue óptima. Los únicos inconvenientes en este sentido se registraron durante la siembra por exceso de lluvias y lloviznas, fundamentalmente durante el mes de junio, provocando un atraso considerable en la fecha de siembra de algunos sitios de ensayo (casos Crispi y Humberto Primo).
Esta condición de alta humedad desde etapas de macollaje, generó condiciones altamente predisponentes para la aparición de enfermedades en todos los sitios de ensayo en donde, a excepción de Freyre, se tuvieron que hacer aplicaciones de fungicidas foliares. El inicio del período reproductivo además se cursó bajo nivel deficitario de humedad.
Fuera de estas adversidades anteriormente mencionadas (atraso en la fecha de siembra, alta presencia de enfermedades y la falta de humedad en el periodo crítico), el resto de las condiciones, en especial las temperaturas durante el llenado de granos, fueron óptimas, logrando rendimientos notables para la región. 

Fuente: Nuestro Agro

  Recomendar a un amigo
 * Tu Nombre
 * Tu E-Mail
 * Nombre amigo
 * E-Mail amigo
Enviar
  Comentarios de Lectores
Sin comentarios hasta el momento.
Comente este artículo
 *
* Ingrese el código a continuación:
Código
Enviar