Con la mitad del área cosechada, se consolida la baja performance del trigo en el centro norte santafesino

Período estable, de días soleados a parcialmente nublados, con ascenso de las temperaturas diarias, vientos de dirección norte, ambiente seco, por lo que las actividades agrícolas estuvieron centradas en el proceso de cosecha del trigo y siembra de los diferentes cultivos.

Dado el mejoramiento de las condiciones de la cama de siembra, se observó el incesante movimiento de equipos, sembradoras y cosechadoras trabajando a distintos ritmos, en todos los departamentos que conforman la región, de acuerdo al informe semanal del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la Provincia de Santa Fe, que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

Nuevamente adquirió importancia la implantación de soja temprana por la disponibilidad de las óptimas condiciones de humedad en los primeros cm de los suelos, estimándose una intención de siembra de 950.000 ha, lo que representaría aproximadamente un 5,5 % más, que la superficie lograda en el ciclo anterior, que fue de 897.500 ha. Alcanzándose hasta la fecha un progreso de avance del orden del 85 %, unas 807.500 ha.

Trigo

Las estables condiciones climáticas de la semana permitieron un progresivo aumento en el movimiento de equipos y cosechadoras, que se vio reflejado con el incremento en el ritmo del proceso de recolección, en los departamentos del norte y centro del SEA.

En cambio, en el área sur, lentamente y a medida que los lotes presentaron valores de humedad de grano inferiores al 15 %, avanzó el proceso de recolección, que seguramente a comienzos del mes de diciembre, se lograrían jornadas de trilla plena.

Hasta la fecha se alcanzó un grado de avance del orden del 48 %, representando aproximadamente unas 167.280 ha, con un desarrollo inter semanal de 18 puntos.

Para la campaña 2020 se estimó que el rendimiento promedio fluctuaría entre 20 y 21 qq/ha, en el centro – norte provincial. Lo que indicaría una disminución de 13 a 14 qq/ha al alcanzado el ciclo anterior, que fue de 34,25 qq/ha.; lo que llevaría a una disminución aproximada de 720.000 tn anuales.

Maíz temprano

Las precipitaciones registradas la semana pasada y los futuros pronósticos de lluvias, augurarían escenarios muy favorables para un crecimiento foliar, sin inconvenientes, permitiendo un muy buen estado de los maizales, al ingreso del período crítico de floración, como así también de su etapa reproductiva.

No se detectaron inconvenientes sanitarios por plagas o enfermedades. Sí la presencia de algunas malezas Sorghum halepense (sorgo de alepo), dado que por falta de humedad en los perfiles de los suelos no se realizaron, en tiempo y forma, los controles necesarios o planificados.

Girasol

Durante la semana, los predios con girasol se mantuvieron en estado bueno a muy bueno, bajo buenas condiciones ambientales y días soleados, que favorecieron la polinización del cultivo.

Continuó observándose la diferencia de los lotes que sufrieron estrés hídrico, dado que presentaron menor desarrollo, altura de las plantas y con estructuras irregulares, comparadas con las de la campaña pasada.

Hasta el momento se observó muy buena sanidad, sin inconvenientes. Pero comenzaron a detectarse daños por ataques de palomas y de cotorras, en los lotes más avanzados, consigna el informe del SEA.