Cuáles fueron los números de la cadena cárnica en el comienzo del 2021

En enero de 2021 la faena de hacienda vacuna se ubicó levemente por encima del millón de cabezas. Fue uno de los peores eneros de los últimos 42 años. El factor principal fue la caída de oferta de la hacienda terminada, afectada también por los conflictos gremiales de los transportistas. La caída de la oferta en el mercado de Liniers fue de 18,3%. La participación de las hembras en la faena total se ubicó en 45%, es decir en el límite superior del rango compatible con el sostenimiento del rodeo vacuno.

En el primer mes del año la faena total ascendió a 1,002 millones de cabezas de hacienda vacuna. En términos interanuales experimentó una caída de 12,4%, que se llegó a -14,4% cuando se corrige la serie por el número de días laborables. En términos absolutos se faenaron 142.027 cabezas menos que en enero de 2020.

En la perspectiva histórica, enero de 2021 fue uno de los que menor nivel de actividad mostró.

La importancia de las hembras en la faena total disminuyó a 45%, lo cual implicó una pérdida de 1,5 puntos porcentuales en relación a enero de 2020. La faena de hembras se mantuvo dentro del rango compatible con el sostenimiento del rodeo vacuno por sexto mes consecutivo (igualmente, el proceso de corrección del ciclo ganadero se inició de forma gradual a partir de julio de 2019, cuando se abandonó la restrictiva política monetaria encarada a partir de octubre de 2018, que había ubicado la tasa de interés real en un nivel muy elevado).

En lo que respecta a la producción de carne vacuna, en enero de 2021 se ubicó en un nivel de 226 mil toneladas res con hueso (tn r/c/h), lo que arrojó una baja de 12,4% anual (sin corregir por días laborables). El peso promedio en gancho del animal faenado se habría mantenido en 225 kilos.

Considerando un volumen exportado de carne vacuna de 63,0 mil tn r/c/h (+1,4% anual), el mercado interno habría absorbido un total de 163 mil tn r/c/h en el primer mes del año, volumen que resultaría 16,8% menor al recibido en enero de 2020. En términos absolutos el consumo interno se habría retraído en casi 33 mil tn r/c/h. Del total producido, el mercado interno habría representado 72,1% (-3,8 puntos porcentuales interanuales).

El consumo (aparente) de carne vacuna por habitante se habría ubicado en 49,2 kg/año, al considerar el promedio móvil de los últimos doce meses. Este guarismo resultó 3,1% menor al de doce meses atrás (-1,56 kg/hab/año). En tanto, comparado con enero de 2008, período en el cual el consumo se vio favorecido por la mayor liquidación de existencias en décadas generada a su vez por la política antiganadera, experimentó una contracción de 28,4%.

En 2020 las exportaciones de carne vacuna alcanzaron un nuevo récord histórico, al totalizar 616,2 mil toneladas peso producto (tn pp). Este volumen resultó 8,6% superior al máximo que se había registrado en 2019 (+48,8 mil tn pp). China se consolidó como el principal cliente, al haber comprado 3 de cada 4 toneladas de carne vacuna exportadas por la industria frigorífica argentina. Además, las ventas al gigante asiático explicaron casi 70% del crecimiento del volumen exportado en el último año. Medidas en toneladas res con hueso (tn r/c/h), equivalieron a 900,7 mil tn, ubicándose 6,5% por encima del máximo verificado en 2019.