El #13J mostró el descontento de los productores y la Mesa de Enlace exigió un cambio de rumbo «urgente»

Convocada por la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA), se llevó adelante este miércoles la Jornada Federal de Demanda, con cese de comercialización por 24 horas. La actividad incluyó diversas manifestaciones, actos y actividades en plazas y a la vera de las rutas en Chaco, Mendoza, Santa Fe, Formosa, Corrientes, Córdoba, Buenos Aires, La Pampa y Entre Ríos.

Precisamente, en Gualeguaychú, los integrantes de la CEEA participaron de la caravana realizada por la Ruta Nacional 14, desde el km 83 hasta el cruce con la RN 16, donde se realizó el acto central.

Allí se leyó una proclama elaborada por la Comisión de Enlace de Entre Ríos, luego de lo cual Elbio Laucirica (CONINAGRO), Jorge Chemes (CRA), Carlos Achetoni (FAA) y Nicolás Pino (SRA) dirigieron sus palabras a los presentes. En sus discursos remarcaron que el campo es parte de la solución a los problemas de la Argentina y que el sector quiere y puede ser protagonista.

Todos coincidieron en resaltar los graves problemas que afectan a los productores agropecuarios de todo el país: la falta o sobreprecios en los combustibles, la creciente inflación, el cambio de reglas de juego, la falta de financiamiento y la falta de políticas de Estado para que el productor tenga previsibilidad para poder producir más. Por supuesto que el incremento de las cifras de la pobreza, la incertidumbre política y económica y la pérdida del poder adquisitivo, también estuvieron presentes en la lista de problemáticas enumerada por los dirigentes.

PROCLAMA COMPLETA

«Reunidos en este emblemático lugar de la lucha del 2008, cuando se realizó el 2 de abril de ese año, uno de los primeros actos multitudinarios, que marcaron la gesta de la derogación legislativa de la Resol. 125/2008.

Convocados por una situación agobiante de la mayoría de los ciudadanos de a pie de nuestra Patria, alzamos nuestra voz para reclamar un urgente cambio de rumbo, no solo en la política económica, sino que también salir de la decadencia en que nos ha sumido una parte de la dirigencia política, con sus consecuencias de mayor pobreza y marginalidad. 

Ratificamos como norte la revalorización de la cultura del trabajo, de la igualdad de oportunidades, que solo se logra con  una educación pública de excelencia, con el reconocimiento al esfuerzo para la superación integral de las personas.  

Como productores agropecuarios movilizados en la fecha decimos basta la voracidad fiscal del Gobierno Nacional, que solo nos ve como una caja donde siempre hay para sacar, con distintos argumentos, como ahora el conflicto bélico en Ucrania.

También rechazamos el intervencionismo estatal, arbitrario y discrecional, que nos hace pagar a los productores toda esta tragedia, dejando en funcionarios para definir a quienes, cuanto y como será que se distribuirá la plata que nos sacan. Lo que seguramente tampoco le solucionara el problema de los sectores más comprometidos y perjudicados por el proceso inflacionario.

El Gobierno Provincial, legisladores provinciales y nacionales deben acompañar y defender  al sector productivo en estos reclamos y además no empeorar la situación, con más presión fiscal.

Exigimos reglas de juego claras, previsibilidad para poder seguir siendo uno de los sectores más dinámicos de la Republica y que con nuestro esfuerzo podemos salir todos juntos de la crisis en que se encuentra nuestra querida Argentina».