El mercado inmobiliario rural volvió a crecer gracias a las cotizaciones de los commodities agrícolas

El Índice de Actividad que elabora todos los meses la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (InCAIR) fue de 38,15 puntos en el mes de marzo. El indicador es 11,2 % superior al mes anterior y similar a enero 2021 (38,86).

“Marzo mantuvo el nivel de recorridas y consultas por campos. La oferta de nuevas propiedades a la venta se mantuvo en niveles sostenidos”, destaca el InCAIR.

Asimismo, desde la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales consideran que “la firmeza en la cotización de los granos y de la carne continuaron sosteniendo el interés en la actividad agropecuaria, traducida en una alta demanda para arrendamientos, que se negocian con algún incremento respecto de la campaña anterior”.

“Como contrapartida, el escenario político-económico, signado por la incertidumbre y escasa previsibilidad, continuó afectando el potencial de la recuperación y equilibrio del mercado inmobiliario rural de compraventa siendo, mientras tanto, un mercado de oportunidades y fuertes negociaciones”, señale el informe de marzo.

El “Índice de actividad del mercado inmobiliario rural” (InCAIR) es un índice mensual que refleja la “actividad” del mercado. Se toma como base de referencia máxima 100 puntos, correspondientes al pico de máxima actividad histórica. No refleja precios/valores, solo actividad de mercado.