El sector lácteo brasilero solicitó la suspensión de las importaciones de productos provenientes de Argentina y Uruguay

La Cámara Sectorial de Leche y Derivados, formada por 35 instituciones del sector, solicitó a la ministra de Agricultura, Tereza Cristina, que el gobierno brasileño suspenda de inmediato las importaciones de productos lácteos de Uruguay y Argentina.

Calificadas de “predatorias”, las compras del Mercosur deberían ser gravadas, a juicio del colegiado, para aliviar el “delicado” momento económico y social que atraviesa la cadena productiva nacional.

El tema se discutió en una reunión con el ministro el viernes pasado. “La Cámara consideró imperativo establecer una medida de emergencia para frenar el brote de importaciones predatorias de productos lácteos del Mercosur, que desde septiembre de 2020 vienen dañando la cadena productiva”, dijo en una nota.

“Presentamos al ministro solicitud indicando suspensión inmediata de las importaciones de lácteos de Argentina y Uruguay, hasta que los sectores productivos de Brasil y países vecinos establezcan acuerdos de convivencia mutua. Como medida equitativa, sugerimos gravar los productos lácteos importados , de la misma manera que el El azúcar brasileño está gravado para ingresar a los países del Mercosur, especialmente en Argentina ”, dice el texto firmado por la Asociación Brasileña de Productores de Leche (Abraleite), Organización de Cooperativas Brasileñas (OCB), Asociación Brasileña de Criadores de Cebú (ABCZ) y otras entidades.

Las asociaciones esperan que Tereza Cristina lleve el tema a la atención del presidente Jair Bolsonaro. Además de las importaciones, el sector se queja del aumento de los precios de los insumos , como la harina de soja y el maíz , que elevó el costo de producción en toda la cadena, la caída del precio pagado a los productores, influido por las importaciones, según las entidades, y la retracción del mercado de los principales productos lácteos, como la leche de larga duración, el queso mozzarella y la leche en polvo , por el desajuste entre oferta y demanda.

En el caso de la demanda, el 2021 comienza con un debilitamiento por la disminución del poder adquisitivo de los consumidores , sobre todo tras el fin de las ayudas de emergencia ”, dice la nota. Consultado, el Ministerio de Agricultura dijo que todavía está analizando las propuestas.

Fuente: OCLA