El semáforo de las economías regionales marca rojo para la mayoría de las actividades

CONINAGRO publica esta herramienta para que el productor agropecuario pueda hacer un seguimiento de los indicadores que se analizan. Así están las 19 economías regionales monitoreadas por el área de Economía de CONINAGRO, con cifras que corresponden al mes de septiembre del análisis realizado durante el mes de octubre de 2022. El “Semáforo de Economías Regionales” busca simplificar la complejidad y heterogeneidad de la producción en el campo hacia una herramienta visual de análisis.

En este estudio económico se destacan una vez más, los costos crecientes en mano de obra, insumos y la baja demanda local e internacional. A su vez, otro factor que dificulta las economías regionales durante este mes de octubre es la falta de agua, por lo que hay menos perspectivas de producción hacia el futuro. A modo de resumen, la situación de las economías sigue siendo compleja.

Las producciones regionales no logran aprovechar el aumento de precios en góndolas de sus productos por la suba de costos de sus insumos y de mano de obra; y por la baja perspectiva de producción que causa la terrible sequía actual.

En ese contexto y de acuerdo con el semáforo de las producciones que elabora CONINAGRO, la lechería, la producción de arroz, de yerba mate, cítricos dulces más peras y manzanas, se ven afectadas de distinta manera por las ya mencionadas situaciones.

Peras y Manzanas en crisis

n cuanto a peras y manzanas los precios están en baja, pero con vistas a repuntar. Sin embargo, los problemas climáticos continúan afectando y debido a esto, Sergio Riskin de la Primera Cooperativa Frutihortícola de General Roca resaltó «Uno de los principales problemas de la producción de peras y manzanas son los altos costos que como consecuencia de la inflación aumentan en dólares y tenemos un retraso cambiario que cada vez es mayor la brecha entre aumento de costos en dólares con respecto a la devaluación. También el sector tiene una falta de financiamiento para incorporación de tecnología accesible a los productores en cuanto a tasas razonables, plazos de pago y garantías que se le exige al productor». Además, agregó «Falta mano de obra capacitada para las labores culturales, sumado al alto costo laboral que tiene que afrontar el productor».

Granos, afectados por la sequía

Por último, la soja, y el maíz son las producciones que más están sufriendo la fuerte sequía y a su vez también padecen los precios empujados por el dólar soja. En este sentido Georges Breitschmitt, Consejero Bonaerense de CONINAGRO, remarcó «Venimos de tres años de sequía y este año se ha intensificado. Las reservas hídricas están bajas y dificultan una cosecha fina. Las estimaciones brindadas dan por debajo a los 20 millones de toneladas cosechadas el año pasado, ahora se habla de 15 o 12 millones de toneladas”. Además, agregó “A esto se le suma que no se está sembrando en fechas óptimas, con los agravantes de siempre que no ayudan al productor como el alza de costos, el diferencial cambiario y demás» finalizó