La cadena láctea mostró sus realidades en el Seminario de la Rural de Rafaela

Culminó una nueva edición del espacio de capacitación virtual donde todo los eslabones expusieron la situación actual, donde se incluyó a la producción a través de su representación, a la industria y al sector político.

Llegando a su jornada final, este viernes el II Seminario Internacional de Lechería de la Sociedad Rural de Rafaela propuso un módulo para mirar de cerca las tendencias locales de la cadena.

Con importante cantidad de inscriptos, de todo el país, pero también de otras nacionalidades e incluso de países por fuera de Latinomérica, este encuentro virtual y gratuito contó con el apoyo de Confederaciones Rurales Argentinas, de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe y el acompañamiento del Ministerio de Agricultura de la Nación, del Ministerio de la Producción del Gobierno de Santa Fe, Semex Genetics for life y SanCor Seguros.

En un espacio de intercambio, Arturo Jorge Videla, director nacional de lechería del Ministerio de Agricultura de la Nación; y el médico veterinario Abel Zenklusen, director provincial de Lechería del Ministerio de la Producción de Santa Fe, expusieron sus acciones en los ámbitos de decisión.

Desde el ámbito nacional se destacó el encuentro en 23 oportunidades del Consejo Federal Lechero, que reúne a las provincias productoras con el Ministerio, donde se presentó la agenda Carlos Casamiquela que incluye iniciativas para operadores lácteos, mejoramiento de caminos rurales, mejora competitiva, financiamiento, profundizar la plataforma de exportaciones de Apymel, buenas prácticas.

Trabajos sobre pago por calidad y fortalecimiento del Siglea, siguieron a tareas para mejorar el equilibrio del mercado interno y externo, “el sector ha hecho una apuesta muy importante”, dijo el funcionario sobre la ampliación del acuerdo de Precios Cuidados, para poder salir del esquema de precios máximos.

Videla destacó las exportaciones en 2021 que permitieron un ingreso de 1.200 millones de dólares con destino a más de 80 países.

“Hay que trabajar y fortalecer la articulación de la producció y la industria con el sector público en los ámbitos provinciales y también en lo nación, para coordinar mejora las políticas públicas entre la Nación y las provincias”.

“El sector merece institucionalización, un espacio donde estén sentadas la producción, la industria, los gobiernos provinciales, instituciones técnicas, bajo la forma de ente, instituto, agencia, lo que se defina por consenso para definir planes de acción a mediano y largo plazo, que trascienda gobiernos de turno y que sirva para dar financiamiento a este sector estratégico para la economía nacional”.

Por parte de la provincia de Santa Fe, Zenklusen enfatizó el hecho de tener “más tambos chicos que en otros lugares, pero con más unidades productivas”, entendiendo que los serios problemas de infraestructura, de caminos, de energía y de conectividad son los desafíos a superar. Es por eso que se puso en marcha el programa Caminos de la ruralidad, que atienden la conectividad de escuelas rurales y tambos. Para esto en 2021 se dispusieron 1.100 millones de pesos y para este año son dos mil millones, de los cuales 1.600 millones de pesos ya han sido aprobados para trazas.

Desde Santa Fe se trabaja en el Plan Piloto para el pago por calidad, desarrollando múltiples reuniones en las que se puedan acordar los parámetros que permitan poner en marcha un prueba del formato que luego se podrá trasladar a nivel nacional, cumpliendo con normativa vigente, pero sobre todo haciendo progresiva la puesta en marcha para que los resultados sean adecuados a las necesidades de tambos e industrias y que esto tenga una consecuencia de formalización concreta.

En este sentido, la provincia realiza junto a entidades productivas y organismos nacionales jornadas de capacitación en cuanto a calidad de leche, para disminuir pérdidas económicas, pero también sobre una cuestión sanitaria fundamental que es el trabajo sobre tuberculosis en los tambos.

Con líneas de financiamiento disponibles, desde el Gobierno de Santa Fe se remarcaron los acuerdos con el Banco Nación, con el CFI y con el Nuevo Banco de Santa Fe, a partir de lo cual el sector se erige como uno de los que más utiliza estas herramientas en todo el territorio.

MESA DE LA PRODUCCIÓN

Jorge Chemes, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas fue quien abrió este segundo espacio de intercambio remarcando que “falta definitivamente una política lechera, no hay una definición clara en los últimos gobiernos sobre qué lechería queremos, para el mercado interno o también abarcar al sector exportador”.

La lechería está en un empantanamiento, hace unos 15 años que nos mantenemos entre diez y once mil millones de litros y lo que queda para exportar no son volumenes que permitan desarollar un camino importante y definido”, lo que hace que la demanda sea en definitiva la que mejora los precios o los achata.

“No hubo lineamientos para incentivar la producción, para que el productor invierta y se sienta seguro. No hay infraestructura en el país que invite a invertir y crecer, esto afecta a toda la producción, pero más a la lechería que tiene un movimiento diario”.

El titular de CRA consideró que “haberse mantenido la cantidad de tambos no es un logro positivo, tenemos que crecer”, llamando a evitar la concentración, a mejorar la financiación, a generar medidas de incentivo, e incluso a instalar la intención que trabaja la entidad hace años de institucionalizar los mercados y mejorar la transacción de la materia prima.

Por su parte, Sara Gardiol, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe puso énfasis en la importancia de la lechería generando arraigo, pertenencia, con impacto social y económico, siendo el tambo una de las actividades más cercanas a la tierra y con inversiones a largo plazo.

Estando Carsfe convencida de seguir escuchando a los productores y trasladando las demandas a los gobiernos para lograr soluciones, le dio lugar a Sergio Roskopf, coordinador de la Comisón de Lechería de la entidad santafesina. El explicó que “hay que poner en ejecución la normativa vigente nacional y provincial, para mejorar intercambio de leche cruda. Hoy se entrega la leche y no se sabe el precio, el pago es lejano a la fecha de entrega”.

En un trabajo de acuerdo con otras entidades, el sector debe contar con un precio de referencia y con la formalización de esta transacción como sucede en todos los países desarrollados, que tienen a la lechería como economía de importancia.

En representación de la Rural de Rafaela, el Med. Vet. Pedro Rostagno, llamó a “romper el status quo que nos ha llevado al crecimiento mínimo o no crecimiento, que genera que no haya mayores incentivos, porque no hay un horizonte claro”.

“Como productor creo que si se empieza a diferenciar la composición y calidad higiénico sanitaria de la leche va a haber mucha más preocupacipon para mejorar eso y será recompensado por la industria. De esa manera vamos a lograr ser más eficientes”.

Relevó la importancia de contar con productos sanos, confiables y de calidad, tanto para el mercado interno, como para los destinos internacionales, que es en lo que se deberían enfocar los esfuerzos del sector y en “estar todo el tiempo apagando los incendios de la coyuntura”.