La hidrovía podría recuperse hasta los 2,80 m, producto de la crecida

Según la Bolsa de Comercio de Rosario en base al monitoreo del Instituto de Clima y Agua, la vía navegable más importante del país crecerá aproximadamente un metro en la zona portuaria a causa de las crecidas río arriba.

El experto de la Bolsa de Comercio de Rosario, Alfredo Sesé, encargado de los relevamientos de transporte agroindustrial, comentó a EL CAMPO HOY, el estado de situación del caudal del río Paraná a la altura de los puertos de Rosario, manifestando que se espera una fuerte recuperación luego de dos años de una fuerte bajante.

“Se han dado una serie de lluvias persistentes en la región del río Iguazú y en el alto Uruguay con crecidas muy significativas en esas zonas, al tiempo que se espera que continúen produciéndose, particularmente en Itaipú y las cuencas aledañas, de acuerdo a los reportes de los especialistas del Instituto Nacional del Agua”, indicó el experto de la BCR Alfredo Sesé. “Por lo tanto, para los próximos días, se espera que el río Paraná a la altura de Rosario siga creciendo, llegando posiblemente a los 2,80 m sobre el cero en pocos días más”.

Después de esta recuperación esperada, el río probablemente baje y si bien no es una mejora definitiva a la bajante, significa obviamente un alivio, producto de estas lluvias que se están dando. Mientras tanto, “hoy en Rosario el hidrómetro marcaba 1,82, por lo tanto según los pronósticos que tenemos, el río va a crecer un poco más. Esto no significa que se haya logrado la bajante que hemos sufrido pero es más que bienvenida”.

¿Cuál es la altura idea para la normal operatividad de los buques cerealeros?

“Para que los buques salgan con el calado de diseño que está preparada la vía navegable troncal, se requiere que en Rosario la altura del río esté en 2,47 m. en ese nivel, los barcos pueden salir con 34 pies de calado, por eso en rigor, si la altura supera esa marca, ya nos da una normalidad para la cual el sistema está diseñado”.

Cabe señalar que el río viene con problemas de altura desde mediados del 2020, principalmente en la zona portuaria de Rosario, donde el tránsito de buques debió adaptarse al déficit de caudal, significando esto costos extras para los fletes y menor volumen de carga en general. Además, si bien la recuperación del río es bienvenida, se da en un momento estacional del año en donde el tráfico hidrovial merma considerablemente, ya que septiembre y octubre suelen ser los meses de menor cantidad de buques navegando el Paraná.