La leche en polvo a 4.000 US$/tn cambia el escenario

La firmeza del mercado de referencia Global Dairy Trade en su evento N° 280 de inicio de mes, especialmente para la leche en polvo entera (LPE), plantea un escenario que ilusiona a la cadena láctea argentina, dado que la dinámica de mediano plazo indica una demanda asiática elevada con una oferta mundial de commodities estable.

Fuente: OCLA

Los 4.085 US$ /tn ya no son una sorpresa para el mercado mundial sino una tendencia, luego de tres eventos muy contundentes en ese rango en la subasta de Fonterra, la exportadora número uno del mundo, lo que despierta una luz de esperanza para la recuperación de la rentabilidad en la cadena láctea argentina.

Además, “el mercado de futuros refuerza un poco esos valores presentando subas entre 1 y 5% para los próximos 5 meses”, según datos de NZX Global Dairy Future & Options. “En el segundo trimestre actual los valores rondarían en torno a los 4.000 US$/tn para luego en la segunda mitad del año promediar los 3.600 US$/tn”, analiza el Observatorio de la Cadena Láctea (OCLA).

Sin embargo, la industria abre el paraguas en cuanto a una mejora sustancial en los resultados económicos, en un escenario interno de alta inflación, aumentos de costos y controles de precios oficiales para el consumo masivo, sumado a que las retenciones del 9% para Leches en Polvo no tienen miras de modificarse a la baja en el corto plazo. Dicen desde las empresas con mix de productos, que ese valor no referencia la realidad de Argentina y que dispara una competencia desigual por la materia prima con aquellas exportadoras y polveras que no se dedican al mercado interno.

“También nos sirve como elemento comparativo la situación de precios que presenta la LPE en el mercado americano y el mercado europeo, y es aquí donde observamos valores mucho más bajos (3.700 US$/tn) y que evidencian claramente el efecto China que rige en el mercado de GDT/NZX y que no se repite en otros mercados”, comenta el OCLA en defensa del argumento industrial antes citado.

Lo cierto es que en la cadena este escenario internacional se está empezando a reflejar en mejoras de precios al productor.

Para los tamberos, “es una chicana”

Javier De La Peña, productor de Franck, referente cooperativo de los tamberos

Lógicamente, los productores no están de acuerdo con esta visión: “esto es lo mismo que si yo te dijera que a vos te van a pagar por tu sueldo un 15/20% más que lo que habitualmente cobrabas y vos decís ‘no, no me conviene porque me genera incertidumbre’; yo no puedo creer que alguien se queje porque cobra más por lo que produce o vende”, dijo con tono irónico Javier De La Peña, referente cooperativo en Santa Fe de los tamberos por CONINAGRO y la Junta Intercooperativa.

“En realidad todo aquel que tiene un mejor precio para venta lo que tiene que hacer es buscar los mercados, pero no decir que no le conviene”, afirma el productor de Franck, ex presidente de la AUT. “Que la inestabilidad de nuestro país y de las políticas de exportación, que los cupos, trabas o retenciones sean un problema, te puedo creer, pero eso ya es político, pero nunca escuché que se quejen por cobrar más lo que se exporta; eso me parece una chicana muy corta”, se enoja De La Peña.

“Entiendo perfectamente que a las pymes se les dificultará manejar el mercado interno, pero que las grandes podrán elaborar las leches que las pymes les venden como hacen habitualmente, porque hay un juego que es mucho más grande que el que nosotros vemos como productores normalmente, y en ese juego en definitiva el precio va para arriba”, dice respecto a lo que se espera sea una mejora sustancial en el precio al productor.

“Me llama la atención que cuando uno mira los valores, según lo que dicen las estadísticas que elabora el OCLA, las industrias están a pérdida pero sin embargo siguen subiendo el precio al productor; menos mal, porque de lo contario, no sabríamos cómo hacer para compensar el aumento de los granos y los insumos básicos de alimentación”, analiza De la Peña.

“Hoy el costo de alimentación de un tambo está seguramente alrededor de un 50% y puede crecer incluso más, porque por más esquema que uno haga en un año que vino complicado, con problemas climáticos, faltante de agua, mala implantación de alfalfas del año pasado y un rinde menor de los maíces y silos, el costo de alimentación va a estar alto indefectiblemente porque vamos a tener que comprar subproductos de afuera, que además, están escasos en el mercado”, opina Javier De La Peña. “En mi zona se complica conseguir sorgo y algodón, que son válvulas de escape para situaciones como éstas”.

Un semestre sin rentabilidad

Fuente: OCLA

En los gráficos de este informe se observa el comportamiento de algunas variables clave para revisar el pulso de la producción primaria, según datos del INTA Rafaela.

Mientras el precio medido en dólares aumentó un 3% intermensual sigue muy por debajo de los 30/32 ctvs/litro que se consideran ideales para la sostenibilidad de la empresa tambera. Incluso en la medición interanual cayó este valor 6,2%. En tanto el valor medido en pesos aumentó en marzo 6,4% y en el interanual creció un 35,6%, quedando rezagada respecto a la inflación anualizada, según informó la Dirección Nacional de Lechería.

Este retraso es el que explica un semestre completo con rentabilidad negativa en el tambo promedio, acumulando 19 meses (desde julio de 2019) sin alcanzar el precio de equilibrio para asegurar el costo de oportunidad, que según estadísticas del OCLA para marzo fue de 28 pesos (32 ctvs US$).

Fuente: OCLA

Lo que imperceptiblemente comenzó a mejorar desde que arrancó 2021 es la ecuación maíz/leche que sirve para calcular cómo se encuentran los costos de alimentación. Aquí la relación sigue siendo muy desfavorable para el productor aunque desde hace unos meses se recupera hasta poco menos de 1,4 kg/litro, muy lejos de los ideales 2kg de maíz/litro de leche cruda.

Por último, el costo de la vaquillona adelantada creció en valor y hoy se necesitan 6.100 litros para poder reponer plantel.

La situación no es de las mejores. Por eso la cadena se apoya en esta luz de esperanza que da el mercado externo para poder mejorar los valores en los eslabones productivos.

Según consultas de Nuestro Agro, las industrias estarán en el rango de los 27 a 28 pesos por la leche de marzo, aunque se espera que por la escasez estacional y la alta competencia planteada, estos valores podrían ser superiores en promedio en las liquidaciones de abril.

*nota publicada en edición impresa Abril 2021 (autor: Gustavo Gigena).

últimas Noticias

Enemigo público

La Chicharrita del Maíz, vector del complejo Spiroplasma, está ocasionando severas pérdidas en la región central del país. Desde febrero, comenzaron las alertas por esta

Scroll al inicio