La Meprolsafe busca que el Gobierno provincial compense tasas para brindar créditos a productores lecheros

La Mesa de Productores de Leche de Santa Fe (Meprolsafe) mandó una carta al gobernador de la provincia Omar Perotti y al ministro de la Producción, Daniel Costamagna, para solicitar una compensación de tasas para la obtención de créditos por parte de aquellos que no están comprendidos dentro del programa “Impulso Tambero”, teniendo en cuenta que “son los que aportan a la producción provincial y nacional los mayores volúmenes de leche”.

“Observamos que la ventana de siembra de cultivos de segunda para hacer reservas se está cerrando, con lo cual no se alcanzará a cubrir las necesidades de alimentación de los rodeos lecheros para las pariciones que se darán a partir del mes de marzo del corriente año”, indicaron en la misiva dirigida puntualmente a Costamagna, con copia al mandatario provincial.

Y agregaron: “necesitamos generar un puente para llegar a la normalización de las lluvias y clima, en pos de que la oferta de leche que hagamos no sea insuficiente y ponga en riesgo el abastecimiento de leche por nuestros tambos a las Industrias para atender la demanda del mercado interno”.

Para los dirigentes, ese puente “sólo se podrá hacer con la compra de fibra, granos y/o subproductos que podamos acceder” y, teniendo en cuenta que las empresas agropecuarias están “muy complicadas”, manifestaron que necesitan ayuda financiera de la provincia para adquirir esos insumos.

Propuestas

Desde la Meprolsafe solicitaron un monto equivalente a un mes promedio de producción, con una tasa compensada para que el productor pague entre el 30 a 35% de interés anual. Además de requerir “facilidad en el otorgamiento”, también propusieron el siguiente modus operandi: “débito de las cuotas por intermedio de la industria a la que el productor vende su producción, que garantizan el financiamiento”.

Respecto al plazo de gracia, indicaron que debe ser como mínimo año o año y medio. “Justificamos dicho pedido dado que antes de que vengan las lluvias, se recompongan las pasturas y si llueve sembrar cultivos de segunda, llevará un tiempo en que los animales generarán los ingresos para afrontar los compromisos”, explicaron.

Y ampliaron: “se debe permitir que el productor que pueda anticipar la cancelación de su deuda, lo pueda hacer. En cuanto al tiempo máximo del anuncio y ejecución, adelantaron que “no debe superar el mes para que nuestros colegas se organicen para la compra de dichos insumos dentro del mes en curso”.

Por último, concluyeron: “conocemos que la compensación de tasas tiene un costo fiscal que es importante. No obstante, estimamos que el costo fiscal será insignificante respecto de los beneficios que le traerá a la Provincia mantener en actividad a los Productores, como así también su producción”