“Me causaron un daño enorme”, reconoció el productor santafesino que sufrió la rotura de 11 silobolsas

La semana pasada se conoció un hecho de inseguridad rural que tomó trascendencia nacional, a partir del resultado final logrado por vándalos que aún no fueron ni identificados, ni mucho menos detenidos. Ocurrió en la zona rural de Pilar (Santa Fe) y la víctima fue Hernán Cattena, que dialogó con el programa radial ADN Rural para comentar sus sensaciones, ante tan desgraciado episodio.

“Nosotros llegamos el martes 13 al campo junto con mi viejo, que se percató que una bolsa de maíz estaba abierta y cuando fuimos a ver nos dimos cuenta que todas las bolsas estaban rotas; la verdad fue un caos”, contó.

Hernán y su equipo trabajaron más de 15 horas diarias sin parar, durante varias jornadas, para tratar de recuperar lo máximo posible.

Después de tanta confusión, Cattena y su equipo de trabajo decidieron asesorarse con técnicos de la Cooperativa Lehmann, a la cual está asociado, para intentar recuperar lo máximo posible. “Tuvimos que ponerle el pecho porque las ganas de largar todo son muchas en ese momento; cuando nos calmamos empezamos a trabajar todo el día, durante varias jornadas, para lograr salvar todo lo que se pueda”, expresó. De todas maneras, advirtió: “el problema del silo es que más tiempo pasa, más hongos hace y honestamente no sabemos cuáles son las pérdidas reales”.

En ese sentido, confesó que “la impotencia es grande y lo que más indigna es que no sabes por qué pasa algo así” y reflexionó: “al no robarme nada algo tiene que haber pasado, pero lo único que sé es que me causaron un daño enorme para todo este año porque teníamos la comida lista y ahora tenemos la mitad, pero ni siquiera sabemos si podremos utilizarla”.

Por Maximiliano Luján (Redacción Nuestro Agro)