Mientras el sector bovino sufre, el Gobierno consigue financiamiento para las cadenas porcina y avícola

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación destaca el rol estratégico de la producción de cerdo y pollo en el país, como cadenas dinamizadoras de las economías regionales.

Al respecto, se decidió ampliar la línea de financiamiento para incrementar la producción de carne de cerdo y pollo, dada a conocer esta semana por el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

El Directorio del BCRA decidió ampliar la línea de “Financiación de proyectos de inversión” con tasa bonificada de 30% a todas las empresas, sin importar su dimensión, que realicen inversiones destinadas a incrementar la capacidad productiva de carnes de pollo y/o cerdo.

“La línea puede ser destinada ahora, sin importar el tamaño de la empresa, a aumentar la oferta de carnes aviar y porcina, consideradas sustitutivas de la carne vacuna. Estos sectores tienen un margen potencial para incrementar su producción y contribuir tanto a la diversificación de la canasta de consumo cárnica como al incremento de las exportaciones netas”, se informó desde la institución bancaria.

Por su parte, el presidente del BCRA, Miguel Pesce destacó: “la administración de la política monetaria, cambiaria y financiera está destinada a generar las condiciones para que el sector privado pueda concretar inversiones en los sectores productivos. Ampliar la producción de carnes tiene el doble efecto de mejorar la oferta interna y generar divisas, ya sea por la sustitución de importaciones como por la liberación de mayores excedentes cárnicos para la exportación”.

Cabe destacar que la decisión de acompañar a las cadenas avícolas y porcinas se da en momentos en que el sector cárnico atraviesa un escenario complicado, a partir de políticas que restringen las exportaciones y provocan daños en todos los eslabones, teniendo en cuenta la baja del precio de la hacienda y la imposibilidad para establecimientos frigoríficos de trabajar con total previsibilidad.