Pronostican una mayor superficie sembrada con soja en el centro norte santafesino

La semana presentó estabilidad climática, días soleados, con alguna nubosidad, vientos de dirección sur-norte rotando a norte-sur, temperaturas diarias que, entre mínimas y máximas, presentaron gran amplitud térmica, superior a los 20ºC. Se registraron heladas en algunas áreas del Sistema de Estimaciones Agrícolas (BCSF), situación que se evaluaría en las próximas jornadas.

Ante dicha realidad ambiental, los ritmos de las actividades agrícolas fueron dispares, según zonas, continuando la siembra de girasol, de maíz temprano y de arroz, pero con el transcurso de los días el proceso se lentificó, porque fue disminuyendo el agua útil de la cama de siembra, dice el informe para el Centro Norte de la Provincia de Santa Fe.

La menor intención de siembra de girasol, de maíz temprano, los escenarios climáticos, las futuras probabilidades de precipitaciones y la variabilidad de condiciones económicas a nivel nacional o provincial, mostraron e indicaron como una única tendencia, la siembra de mayor superficie de soja en la campaña 2020/2021, por parte del sector productivo.

Cómo están los trigos

En el área de estudio, un alto porcentaje de los trigos sembrados a mediados o fines de la fecha óptima, ciclos intermedios o cortos, continuaron observándose sin desarrollo en la cantidad esperada de macollos y además, las plantas no alcanzaron la altura ideal, como consecuencia de las condiciones ambientales que reinaron hasta la fecha.

También, ante la situación climática que se describió desde el inicio del ciclo del cereal, hasta la fecha, otras variables se tuvieron en cuenta para la evaluación de los cultivares, la aptitud de los suelos donde se sembró, el paquete tecnológico aplicado y el manejo implementado.

Los cultivares continuaron su ciclo, presentándose hasta la fecha:

• Un 70 %, con buen desarrollo en los diferentes lotes, con buena a muy buena respuesta a la fertilización, buen estado sanitario, en el área de estudio. Aquí se concentraron, casi en su totalidad, las variedades de ciclos largos y más del 60 %, los de ciclos intermedios.

• Un 18 %, en estado regular. Después de una buena germinación y emergencia, con el transcurso de los días, ante la decreciente disponibilidad de agua útil, evidenciaron síntomas de déficit hídrico, observándose lotes no uniformes, en particular, los sembrados en la segunda etapa, con trigos de ciclos intermedios y cortos.

• El restante 12 %, se halló en estado regular a malo, con ciertos inconvenientes en los nacimientos y en los stands de plantas por unidad de superficie, coloración pálida, con sectores amarillentos en su área foliar, ubicándose geográfica y particularmente en los extremos suroeste y noroeste del SEA.