Vacunaron más de 480.000 animales contra la Fiebre Aftosa en el Departamento Castellanos

El pasado 5 de mayo culminó la 45° campaña de Vacunación contra la aftosa, cumpliendo con los plazos dispuestos por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria.

El proceso que debió iniciarse el 6 de marzo, tuvo algunas demoras por efecto de la ola de calor, en el marco de un año climáticamente histórico, que normalizó sus plazos luego de las lluvias que se dieron sobre el final de la estación estival. Desde la entidad se dieron facilidades económicas a los productores para poder completar con este requerimiento sanitario.

Desde la Fundación Castellanos, con su sede en la Sociedad Rural de Rafaela, se hizo la programación de la campaña en la que participaron 154 veterinarios contratados para la tarea, que se dividieron en siete coordinaciones para cubrir todo el departamento, teniendo como localidades cabecera a Rafaela, Sunchales, Humberto Primo, San Vicente, Santa Clara, Aldao y Ramona. A partir de esta acción se generaron un total de 2.300 Renspa.

“Al stock lo vemos bastante estable, en esta vacunación que es en la que se vacuna al total de la hacienda”, explicó Jorge Pesce uno de los responsables de la Fundación Castellanos, en referencia a la comparación interanual sobre una misma campaña de mayores.

“Esta es una vacunación obligatoria que está impulsada por Senasa. Los productores la deben cumplir porque si no es imposible mover hacienda. Nosotros como institución acatamos este plan nacional y los productores lo cumplen”. Pesce explicó que “hubo situaciones más difíciles que esta con sequía y complicaciones económicas, pero siempre los productores vacunaron toda la hacienda”.

Será en septiembre que comience la campaña para las categorías menores.

Tomando los números de la Fundación Castellanos, en el Departamento el año pasado se inocularon 481.445 animales, mientras que el número para este año llega a las 480.600 cabezas. Esta cierta estabilidad reciente contrasta con cifras referenciadas a diez años atrás, cuando en 2013 el trabajo requirió llegar a vacunar a 563.000 bovinos, con lo cual se llega a una contracción de ocho puntos porcentuales en el rodeo de este sector de la provincia de Santa Fe.