El mercado inmobiliario rural registró una caída en febrero, pero el escenario todavía genera expectativas

La Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR) dio a conocer los resultados de su Índice de Actividad del Mercado Inmobiliario Rural (InCAIR) correspondiente a febrero de este año que dejó un saldo de 34,31 puntos, lo cual representa una caída intermensual del 8,7%.

Desde la entidad reconocieron que el mes de enero se mostró de forma atípica, con un registro de mayor actividad histórica, anticipando el repunte estacional del mercado. Además, los números de febrero siguen estando por encima de la tendencia que es de casi 30 puntos.

Otro motivo que explica el traspié radica en que febrero “mantuvo el nivel de recorridas en campos y nuevas consultas por propiedades puestas en el mercado”, con lo cual el interés de la actividad no se resintió.

Y por último, porque “con los valores sostenidos de los granos”, es de esperar que “continúen empujando a la actividad”.

La Cámara señaló que “el panorama político y económico continúa siendo el principal obstáculo para las inversiones, por la falta de confianza en la política gubernamental”, pero que “la oferta de nuevas propiedades se mantuvo en niveles sostenidos“.