Excelente “disponibilidad de agua útil” en el centro norte santafesino

El reporte del Servicio de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, emitió su reporte de campaña. Las lluvias del último fin de semana terminaron de darle la humedad adecuada a los suelos, junto con las precipitaciones de principios de mes. Avanza la siembra de soja y toma ritmo la trilla fina.

“En la superficie total del área de estudio del centro norte santafesino, constituida por los departamentos Nueve de Julio, Vera, General Obligado, San Cristóbal, San Justo, San Javier, Garay, Castellanos, Las Colonias, La Capital, San Martín y San Jerónimo, la disponibilidad de agua útil en los primeros 20 cm de los suelos se consideró óptima hasta la fecha, como consecuencia de las precipitaciones acaecidas en toda el área, las que posibilitaron la recarga del contenido de humedad en los distintos perfiles.

Ante las condiciones ambientales de la semana, se cubrieron las necesarias demandas de los cultivos, según los estadios fenológicos de cada uno de ellos.

Más hectáreas de soja

Para la campaña gruesa 2021-2022, la intención de siembra de soja se estimó en unas 950.000 ha, con un incremento de 1,5 a 2%, en referencia a la superficie alcanzada el año anterior, que fue de 935.000 hectáreas.

Los pronósticos enunciados en el informe anterior se concretaron. La dualidad de los escenarios de estabilidad – inestabilidad climática, se presentaron en toda la superficie del centro norte santafesino. Días soleados, alguna nubosidad, buen tiempo, temperaturas diarias algo superiores a los 29 / 30 ºC, con vientos de dirección norte. Luego, aumento de la nubosidad, inestabilidad climática, frente de tormenta, fuertes ráfagas de viento de dirección sur, precipitaciones de variadas intensidades y muy puntual caída de granizo, sin consecuencias para los sembradíos, dice el informe de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la Provincia de Santa Fe al 16 de noviembre de 2021, que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

Los montos pluviométricos acumulados fluctuaron desde 25 a 100 mm, con máximos de 110 mm en los departamentos del norte del SEA.

Las nuevas lluvias y las condiciones climáticas ideales, brindaron ambientes saludables para los cultivos que expresaron todo su potencial genético, observándose estados muy buenos con lotes excelentes y óptimas condiciones para la siembra de arroz, sorgo granífero, algodón y soja temprana.

Trigo

Los trigales, en sus distintos estadios fenológicos, continuaron su crecimiento, sin interferencias, con buena sanidad y no se detectaron plagas ni enfermedades.

La alternancia de los escenarios de estabilidad – inestabilidad climática condicionaron y paralizaron el proceso de trilla en toda el área donde se venía desarrollando, particularmente en los departamentos del norte santafesino, General Obligado, Vera, Nueve de Julio, noroeste de San Javier, centro norte de San Justo, San Cristóbal y Las Colonias.

A medida que las condiciones de piso o humedad de grano lo permitieron, lenta, gradual y progresivamente se reanudó la cosecha en los del centro, Castellanos, Las Colonias y La Capital. Se observó el movimiento de equipos y cosechadoras, lográndose un progreso del orden del 25 %, representando aproximadamente unas 94.000 ha recolectadas, con un adelanto intersemanal de 12 puntos.

Los rendimientos promedios obtenidos no variaron hasta la fecha y oscilaron entre mínimos de 8 – 10 – 12 qq/ha y máximos que llegaron a los 38 – 40 – 41,5 qq/ha, con lotes muy puntuales de 42 – 42,5 qq/ha, reflejando el impacto de las lluvias heterogéneas, irregulares, variables y que se produjeron en alguna etapa del ciclo del cereal.

Girasol

Los lotes sembrados con girasol en fechas tardías, en estados menos avanzados, fueron los que más se beneficiaron con las precipitaciones de la semana. Se encontraron en muy buenos estadios, algunos lotes excelentes, uniformes, constituidos por plantas de buenas estructuras, homogéneas y vigorosas.

En cuanto a los predios sembrados en las fechas más tempranas, en donde la oleaginosa se hallaba en estado vegetativo de floración, los días nublados y las lluvias afectarían la polinización de los cultivares.

Maíz

Las condiciones ambientales y la ideal disponibilidad de agua útil en los suelos, como consecuencia de las últimas lluvias de la semana, continuaron fortaleciendo a los maizales, los cuales evidenciaron muy buenos estados, con algunos lotes excelentes.

La sanidad de los sembradíos se encontró muy bien, sin presencia de plagas ni enfermedades.

Algodón

El panorama semanal de los algodonales fue muy bueno, crecieron sin inconvenientes. En los próximos días, en los últimos lotes implantados, se evaluaría la necesidad de una resiembra, según el grado del daño ocasionado por la intensidad y el volumen de las precipitaciones.

Así mismo, se realizaron aplicaciones de herbicidas y fertilizaciones nitrogenadas post emergentes, dados los buenos contenidos de humedad en los perfiles de los suelos.

Soja

Hasta la fecha se logró un grado de avance en el proceso de implantación del 45%, unas 427.500 ha.

Los primeros cultivares presentaron un muy buen estado, con un normal crecimiento, lográndose una correcta germinación y emergencia por las buenas condiciones ambientales ocurridas desde el inicio de la misma.