Fitosanitarios: la Rural de Rafaela apuesta por el “municipio verde” y reclama que los concejales oficialistas recurran a la ciencia

En medio de un contexto de medidas oficiales que van y vienen, que provocan desconcierto, desorden y descreimiento, desde la Sociedad Rural de Rafaela insisten en la necesidad de brindar reglas claras y previsibilidad al sector y a la comunidad en general. Para la presidenta de la entidad, Norma Bessone, el pedido se reitera “porque cada día adquiere mayor solidez, sobre todo cuando se busca la reconstrucción del país”.

Al respecto, señaló: “trazar una ruta viable para un país que debemos fortalecer económica y financieramente, requiere planificación de proyectos consensuados con seriedad; esto es extensible no sólo a las recientes noticias sobre exportaciones de maíz, sino también en el nivel local al tratamiento de la aplicación de fitosanitarios en zonas periurbanas”.

Cabe recordar que en Rafaela hay un proyecto de ordenanza, que podría debatirse este año en el Concejo Municipal, que pretende establecer un límite agronómico de 1.000 metros y además fijar una zona de amortiguamiento de otros 1.000 metros más. En caso de aprobarse, el daño al sector productivo sería inmenso teniendo en cuenta las miles de hectáreas que quedarían sin trabajar por la normativa.

Bessone comentó que Argentina y el mundo cuentan con estudios científicos y profesionales de primer nivel, formados académicamente y actualizados en las diferentes problemáticas. Por eso se pregunta: “por qué insistir en hacer y deshacer ordenanzas, en inmiscuir a la justicia en ámbitos ejecutivos y legislativos en lugar de recurrir con humildad a lo que está probado, certificado y que brinda resultados satisfactorios para todos”.

Desde la Rural explicaron que la propuesta de “Municipio Verde” es un sistema de gestión de calidad que brinda las garantías necesarias de que las prácticas de producción agrícola se realizan protegiendo la salud y el ambiente.

Aapresid desarrolló el Sistema de Gestión de la Calidad (SGC) denominado “Municipio Verde”, basado en la implementación de las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA). Según se conoce, se implementó con éxito en varias localidades y continúa en desarrollo para su adopción en otras. Por ejemplo, en Cañada Rosquín la municipalidad y un equipo de profesionales, han implementado con éxito este programa, a través de un acuerdo entre las partes y ya han logrado la certificación.

Y para concluir su editorial, Bessone citó una frase de Fernando Savater: “como nadie es capaz de saberlo todo, no hay más remedio que elegir y aceptar con humildad lo mucho que ignoramos”.

últimas Noticias

Operativo Cosecha Gruesa

Provincia ya monitoreó la llegada de 250 mil camiones a los puertos del Gran Rosario. Durante las 24 horas, 230 efectivos y 70 vehículos participan

Scroll al inicio