Impuestos: un gran mal para la carne, la leche y el pan

FADA reveló la composición de precios de los principales alimentos para reflejar las distorsiones que hay desde el campo a la góndola.

La Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA) volvió a poner sobre la mesa los números que demuestran la asfixiante situación que atraviesa el sector agropecuario en materia impositiva.
Según su informe, 1 de cada 4 pesos del valor del pan, la carne y la leche son impuestos, de los cuales 3 de cada 4 corresponden a tributos nacionales. En el caso del pan, el precio se multiplica 7,3 veces desde el trigo al pan. «Semestralmente analizamos qué va pasando con estos alimentos tan importantes en la mesa de los argentinos», adelanta Natalia Ariño, Economista de FADA. Al comprar pan, carne y leche, el precio final que paga el consumidor está compuesto por variados factores que pueden resultar desconocidos. Es por esto que desde FADA revelan la «Composición de precios» en el cual hecha luz a ese proceso que empieza en el campo y termina en la góndola.

Radiografía de los precios
LECHE. El trabajo arroja que en el precio del sachet de leche entera el tambo representa el 32%, la industria el 31%, el comercio 11% e impuestos el 26%. «Dicho de otro modo: Para el mes de la medición, en promedio el sachet tuvo un precio de $164, de los cuales $43 son impuestos», aclara Ariño. El maíz constituye el 16% del precio de la leche cruda (tambo) y el 5% del sachet.


También se puede ver la composición de los precios según los costos de producción, los impuestos y el resultado. En el caso de la leche se detalla que el 79% son costos de producción, 26% impuestos y -5% pérdida de la cadena. De los impuestos que paga la cadena, el IVA representa el 67%.
PAN. Del campo a la mesa el precio del trigo se multiplica por 7,3. Del total que paga el consumidor por kilo de pan francés. El trigo representa el 13%, el molino el 6%, la panadería el 56% y los impuestos el 25%. «Para decirlo de otra forma, el consumidor pagó en promedio $320 el kilo de pan, de los cuales $80 corresponden a la carga tributaria», afirma la economista.


Si se analiza cómo está compuesto ese importe, en el estudio se detalla que el 57% son costos, el 25% impuestos y el 18% ganancias. De los impuestos que paga la cadena, el 79% son nacionales, 19% provinciales y 2% municipales. Impuesto a las ganancias e IVA concentran el 70% de los impuestos pagados por la cadena.
«Que un eslabón tenga mayor participación en la composición del precio, como puede ser la panadería, no significa necesariamente que sea el eslabón que más gane o algo por el estilo, sino que está relacionado con los procesos, escalas y costos que tiene ese eslabón», aclaran desde FADA.
CARNE. El precio que paga el consumidor por el kilo de carne, la cría representa el 28%, el feedlot 25%, frigorífico 6%, carnicería el 14% y los impuestos el 27%. El maíz representa 11% del precio del kilo de carne vacuna al mostrador. La carga impositiva representa el 27% del precio, el 63% son costos de la cadena y 10% ganancias. De esos impuestos, el 76% son nacionales, 19% provinciales y el 5% municipales. El impuesto a las ganancias y el IVA, son los de mayor participación, que en conjunto representan el 65% de los impuestos totales.