La intensidad de “La Niña” podría ser moderada y menos prolongada que lo habitual

El director del Instituto de Clima y Agua del INTA y coordinador del Área de Agrometeorología, Lic. Roberto De Ruyver, se refirió al fenómeno de “La Niña” que fue confirmado por distintos modelos de análisis esta semana, alertando sobre su eventual impacto en la región pampeana.

Se aproxima un trimestre con pocas lluvias.

“La Niña” es uno de los fenómenos del ENSO, que es el que mide la temperatura del Pacífico Ecuatorial y que se divide en “Neutro”, “El Niño” (si la temperatura del océano está por encima de lo normal) y “La Niña” (cuando la fase es más fría de lo normal). “Esto tiene consecuencia en los fenómenos atmosféricos en diferentes partes del planeta y a escala global provoca alteraciones; específicamente sobre nuestra zona impacta de diversas maneras y estadísticamente hablando, ‘La Niña’ aumenta la probabilidad de que las lluvias estén por debajo de lo normal, aunque hubo excepciones en algunos años”, definió el experto del INTA en diálogo con el programa radial “Adn Rural”.

“Esto se pronostica a partir de una gran variedad de modelos tierra-atmósfera que, por ejemplo, hasta el mes pasado los fenómenos ENSO según la mayoría de estos modelos daba una fase ‘neutra’ y desde hace 15 días la probabilidad cambió a una fase más fría, “La Niña”.

De Ruyver hizo una salvedad que ilustra lo inestable de este tipo de fenómenos: “no olvidemos lo que sucedió en la campaña 2017/18, que veníamos con precipitaciones abundantes hasta septiembre y desde octubre de ese año los modelos en términos del ENSO empezaron a dar una ocurrencia de fase fría (La Niña), que condicionó la campaña hasta el final con un déficit hídrico que tuvo consecuencias muy negativas en los rendimientos, con los resultados que todos recordamos”.

CUÁNTO DURARÁ Y CON QUÉ INTENSIDAD

“Que sea una Niña más breve que en otras oportunidades, surge a partir de la asignación de probabilidades que se estiman en cada fase trimestralmente; cuando uno observa el pronóstico de los próximos 3 meses la ocurrencia de La Niña está muy centrada de acá a fin de año y después empezaría a bajar”, señaló De Ruyver. “Es normal que así sea porque estos fenómenos manifiestan su máxima intensidad alrededor de diciembre y esta fase fría ha comenzado un poco antes que en otras oportunidades y la intensidad tal vez sea leve a moderada y en principio tendría una duración no muy prolongada, por lo que en el terreno de las elucubraciones, el verano podría no tener una influencia tan marcada como en otras estaciones”.

De todos modos, el especialista concluyó: “estos no son años para arriesgar demasiado, si bien algo hay que hacer, son más bien de cautela para el productor, ya que en el verano como suele suceder en nuestra región, hay muchos días de calor intenso sin lluvias”.

EL PRONÓSTICO PARA SANTA FE CENTRAL

No todas las zonas agrícolas del país están igual pero se advierte un déficit de humedad generalizado; la zona que está mejor es el sur de Buenos Aires y algo de Entre Ríos, pero el Norte de Buenos Aires, Santa Fe y el resto de la región pampeana, además de Cuyo y NEA, están con situación de fuerte déficit”, describió De Ruyver.

“En la zona central de Santa Fe no se esperan lluvias en los próximos 10 días y además las temperaturas irán en aumento hasta el fin de semana del 17 de septiembre, momento en el que ingresaría un frente frío que podría traer algo de humedad, de todos modos, según el pronóstico del SMN y otros organismos, el trimestre será deficitario”, apuntó el director de Clima y Agua del INTA.