La producción de carne vacuna de 2020 fue de las más altas en los últimos 25 años

En diciembre la faena de hacienda vacuna se sostuvo en 1,2 millones de cabezas por cuarto mes consecutivo y el sector cerró 2020 con el mayor nivel de actividad en once años (14 millones de cabezas). La participación de las hembras en la faena total se ubicó en 43,5% en el último mes del año, cumpliéndose así cinco meses consecutivos de sostenimiento del rodeo vacuno.

“Cuando se analiza la actividad de la industria frigorífica vacuna por trimestres, surge que en los dos primeros tercios de 2020 la faena fue superior a la observada en iguales trimestres de 2019 (+3,6% y +5,6% anual, respectivamente), en tanto que en los dos últimos tercios del año la faena resultó inferior en la comparación interanual (-2,6% y -3,3% anual, respectivamente)”, sostuvo el primer informe de CICCRA para este 2021.

“Esto se debió básicamente a los elevados niveles de faena observados en los tercer y cuarto trimestres de 2019, que resultaron ser los dos más elevados, luego de los máximos históricos alcanzados en julio-septiembre y octubre-diciembre de 2009. En tanto, las faenas de los trimestres tres y cuatro de 2020 quedaron ubicadas en tercer lugar, por detrás de los registros correspondientes a 2009 y 2019”, indicó la entidad que preside Miguel Schiaritti.

En 2020 la producción de carne vacuna ascendió a 3,17 millones de tn r/c/h de carne vacuna, superando en 1,3% a la producción de 2019. Fue la 3º producción de carne vacuna más alta de los últimos 25 años. Fue solamente superada por las producciones de 2009 y 2007, respectivamente (años en los que se produjo la mayor liquidación de stock ganadero de la historia).

EXPORTACIÓN VS. MERCADO INTERNO

Las exportaciones de carne vacuna habrían alcanzado un récord de 917,2 mil tn r/c/h en 2020, superando en 8,4% el volumen exportado en 2019. La participación de los embarques al exterior en el total producido habría llegado a 28,9%, convirtiéndose en la más alta de las últimas décadas.

El mercado interno habría absorbido 2,257 millones de tn r/c/h en enero-diciembre del último año, volumen que se ubicó 1,3% por debajo del registrado en 2019. Del total producido, el mercado interno habría representado 71,1% (-1,9 puntos porcentuales interanuales).

Con estos guarismos, en diciembre de 2020 el consumo (aparente) de carne vacuna por habitante se habría ubicado en 49,7 kg/año (considerando el promedio móvil de los últimos doce meses). Quedó 2,3% por debajo del registro de 2019 (-1,2 kg/hab/año), cayó 13,5% en relación al promedio de 2017 (-7,8 kg/hab/año) y 27,3% con respecto al máximo relativo de 2007-2009 (favorecido por la mayor liquidación de existencias en décadas) y se constituyó en el guarismo más bajo de los últimos cien años (teniendo en cuenta las cifras provisorias de faena y exportaciones correspondientes al segundo semestre de 2020).

En enero-noviembre del último año se facturó un total 2.511,1 millones de dólares por las exportaciones de cortes vacunos. Estos ingresos resultaron 8,7% inferiores a los generados en enero-noviembre de 2019 (-237,8 millones de dólares). El crecimiento del volumen fue más que compensado por la retracción del precio promedio, explicado básicamente por la disminución que implementaron los compradores chinos entre finales de 2019 y comienzos de 2020. El precio promedio pasó de 5.409 dólares por tn pp en enero-noviembre de 2019 hasta 4.430 dólares por tn pp en enero-noviembre de 2020 (-18,1% anual).

De cada 10 kilogramos exportados de carne vacuna, 7,5 kilogramos se enviaron a China en enero-noviembre del año que acaba de finalizar.