La Rural de Rafaela, con los tapones de punta: “basta de relato vacío y destrucción sistemática”

La Rural de Rafaela expresó su rechazo al cierre temporal de las exportaciones de carne vacuna. En un comunicado, la entidad calificó de “retrógrada” a la medida y consideró que “desconoce conceptos básicos de la cadena productiva de la carne”. Al respecto, indicó: “nadie podrá ver reflejada ninguna mejora en la accesibilidad ni el precio del producto en tanto se destruye lo que cuesta años de trabajo e inversión construir”.

Además destacó el rol de la provincia de Santa Fe, considerada la primera exportadora del país, representando el 44% de las operaciones al exterior. “En 2020 este movimiento significó alrededor de 3.000 millones de dólares, lo que acarrea en concepto de retenciones 300 millones de dólares”, revelaron.

Desde la entidad ruralista remarcaron que Argentina goza de un privilegio al poder complementar sus mercados. Mientras el mercado interno demanda animales livianos como novillitos y vaquillonas, el mercado externo requiere animales de mayor peso y otra categoría (mayoritariamente vacas de descarte). 

“Al cercenar el trabajo fluido de esta cadena se pierden oportunidades e inversiones por la falta de previsibilidad. Hoy son 20.000 productores, 10 frigoríficos exportadores, 10.000 puestos de trabajo directos, más los indirectos y toda la red de cooperativas y consignatarios que existen en el territorio santafesino los que se ven afectados por esta medida”, advirtieron.

Por eso, concluyeron: “debemos enfocarnos en las mejoras no en las prohibiciones; seamos equitativos y coherentes entre el decir y el hacer; basta de relato vacío y de destrucción sistemática del trabajo y la mesa de los argentinos”.