Los pronósticos no son alentadores en el centro norte santafesino y el trigo lo padece en el comienzo de la fina

Lento fue el movimiento de sembradoras o equipos en el centro norte santafesino durante la última semana, incorporando superficie sembrada del cultivo de trigo con variedades de ciclo intermedio, siempre en predios con manejos que disponían de agua útil en la cama de siembra.

De acuerdo a lo informado por la Bolsa de Comercio de Santa Fe, el grado de avance fue del orden del 60 %, aproximadamente unas 216.000 ha, con un adelanto intersemanal de 10 puntos y un retraso de 20 puntos porcentuales, en comparación a la campaña 2021-2022.

Continuó la incertidumbre y el análisis de las alternativas de las variadas planificaciones individuales, sumando, además, los posibles escenarios climáticos desfavorables para una implantación normal.

Los sembradíos fueron germinando y emergiendo normalmente, impulsados por las irregulares lloviznas, que mantuvieron la humedad de los perfiles.