“Ojalá que no, pero es muy probable que pase también en Santa Fe”

Para el ex presidente de CRA y actual vicepresidente de la entidad en representación de CARSFE, Dr. Rubén Ferrero, “las señales políticas que vienen desde el más alto nivel” no colaboran en la resolución de los episodios de usurpaciones en el sector rural. Un panorama que se replica en diferentes provincias y que amenaza también a Santa Fe.

“Estamos atravesando un momento muy complicado en Argentina, no sólo por la Pandemia que nos pega como a todo el mundo, sino por las señales políticas que vienen desde el más alto nivel en el ámbito local relacionadas con derechos que se deberían defender como es el derecho a la propiedad privada; esto no lo planteo sólo como dirigente agropecuario, sino también como jurista y ciudadano común”, expresó el referente confederado en diálogo con el programa radial “ADN rural”.

“No sólo nos preocupa lo de la toma de Entre Ríos porque involucra a Luis Miguel Etchevehere, sino porque es un fenómeno que se está dando a lo largo y a lo ancho del país”, indicó Ferrero. “No nos olvidemos de Guernica, de Esquel, de Bariloche. Desde CRA tenemos contabilizados en Chubut unos 15 campos usurpados y si sumamos los casos de Neuquén y Río Negro, son cerca de 100 las propiedades usurpadas. Es imposible manejarse en estas condiciones”.

EL SILENCIO DEL GOBIERNO

“Me parece que es necesario y urgente que en Argentina volvamos a la institucionalidad, al estado de derecho, que se cumplan las leyes y si en algunos casos hubiera problemas de familia como puede ser la problemática de la familia Etchevehere, que sea la Justicia la que dirima cuáles son los derechos de cada uno, pero no podemos tolerar que haya gente que se atribuya de hecho la usurpación de campos porque le hace mucho daño a la democracia del país”, afirmó Ferrero.

Para el productor rafaelino, la única forma de solucionar esto es que el Gobierno nacional se ponga firme y asuma un papel claro: “que se dé cuenta del daño que le está haciendo al país este tipo de hechos, que prive la cordura y se haga cumplir la ley”.

Para el caso de la gente que hoy reclama tierras para afincarse, Ferrero propuso que el Estado argentino le brinde los medios en tierras fiscales para que puedan afincarse y producir; sabemos que han destinado mucho dinero y planes a la Agricultura familiar, por eso deberían encararlo desde ese lado, no mediante hechos vandálicos usurpando propiedades privadas”. Finalmente, el experimentado dirigente vaticinó algo preocupante: “los gobiernos provinciales deberían estar levantando su voz al respecto, porque lo que hoy está pasando en el Sur o en Entre Ríos, ojalá que no, pero es muy probable que pase también en Santa Fe”.

Por Gustavo Gigena (Redacción Nuestro Agro)