Pese a las lluvias, sigue faltando agua en la Zona Núcleo para el maíz y la soja

De acuerdo al último informe de GEA de la Bolsa de Comercio de Rosario, «el 70% de la región alcanzó lluvias de 80 a 100 mm en los últimos 15 días, y el 80% del área aún sigue con reservas escasas. Incluso las zonas más rezagadas por los milímetros aún están en sequía.

Así, “los modelos expresan que aún faltan más de 100 mm para normalizar las reservas hídricas en los suelos”, señalan desde GEA. En Pergamino, a pesar de lo que llovió, entre 90 a 100 mm en menos de 15 días, no se ven charcos ni excesos, comentan. Este verano, las napas quedaron muy bajas en la región, por debajo de los 2,5 m, y la reservas de los barbechos se usaron casi por completo en los cuadros de maíz y soja de siembras temprana. Por eso, sigue habiendo muchas áreas, en la que los técnicos comentan, que a pesar del gran efecto benéfico de las lluvias, “sigue faltando agua en la región para terminar el llenado de maíz pero sobre todo para lo que sigue en soja de primera”, aclaran.

800.000 ha muy buenas a excelentes tras las lluvias

Se trata del 60% del maíz temprano sembrado en la región. Se han recuperado tras las lluvias y aparte volvieron a aparecer lotes en excelentes condiciones que pueden superar los límites de rinde que se preveían hasta hace una semana. En el centro sur de Santa Fe, localidades como El Trébol, Carlos Pellegrini, y hacia el sur de Santa Fe, Bigand, o Teodelina, vuelve a hablarse de lotes que tienen altas chances de superar los 100 qq/ha, tal como sucedió el año pasado. En estas áreas, sí señalan que sobran las reservas de agua para finalizar el ciclo del cultivo. Pero por otro lado, se confirman áreas que sufrieron con daños irreversibles en el rinde: 180 mil ha regulares y 50 mil ha malas.

“Se trata de parte del sudeste cordobés, como Marcos Juárez y en el noreste bonaerense, como en La Violeta y Pergamino o General Pinto desde el noroeste», menciona el informe. La sequía fue tan severa que sigue evidenciándose consecuencias en los cultivos. Según el GEA «se estiman 10 a 15% de daño en los lotes buenos, y 40 a 50 % en los malos». En la categoría mala se prevén lotes que no alcancen los 50 quintales. Algunos ya se evalúan darlos por perdidos y pastorearlos. Se estima en la región una producción de 12,75 Mt, casi un 10 % menos que el volumen del año pasado.

Año muy prometedor para los maíces de diciembre. “El 90% del cultivo está muy bueno en la región tras las lluvias, el 8% bueno y el resto regular”, destaca el GEA de la BCR. Están todavía en etapas vegetativas, pero con un desarrollo superior que el que lograron los sembrados en setiembre. Si las lluvias siguen acompañando, los rindes podrían superar a los del año anterior. «Y el debate vuelve a la región núcleo, vuelve a rondar la pregunta, de sí en un año así no hubiese sido mejor opción. Pero son muchos los compromisos con los que carga la siembra temprana, y en la región núcleo aún sigue siendo muy difícil su elección», aclara el informe.