Por el clima político y económico, el mercado inmobiliario rural llegó en agosto al punto más bajo del año

De acuerdo al informe de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR), la actividad inmobiliaria rural cayó un 4% y llegó al nivel más bajo del año.  “Las condiciones del mercado fueron similares a las de Julio, muy condicionadas por las elecciones de medio término, el clima político y las medidas económicas vigentes”, explicó la entidad en un documento.

Se trata del valor más bajo de lo que va del año, acumulando potencial de recuperación si el panorama futuro mejora. “La mayor parte de los alquileres ya se cerraron con alzas generalizadas y demanda insatisfecha, pero la actividad se centra principalmente en operaciones de compra-venta, tasaciones y subdivisiones de campos”, indicaron los empresarios del sector.

Los datos surgen del “Índice de actividad del mercado inmobiliario rural” (InCAIR) que refleja la “actividad” mensual del mercado. Se toma como base de referencia máxima 100 puntos, correspondientes al pico de máxima actividad histórica. No refleja precios/valores, solo actividad de mercado. Se comenzó a medir a partir del mes de Noviembre del 2013. (94 meses de vigencia).