Santa Fe: analizaron la aplicación del Plan Nacional de la Garrapata del Bovino

Autoridades y técnicos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) analizaron el estado de situación del Plan Nacional de la Garrapata del Bovino y su reglamentación, y la emergencia por los incendios ocurridos en la provincia de Corrientes y cómo afectaron en la aplicación del Plan.

Estuvieron presentes por el Senasa su vicepresidente; Rodolfo Acerbi; los directores nacionales de Sanidad Animal, Ximena Melón y de Operaciones, Aldo Combessies, la directora de Asuntos Jurídicos, Silvia Martínez y los directores de los Centros Regionales Corrientes Misiones; Entre Ríos; Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires Norte, y del Campo Experimental Cambá Punta de Corrientes. También participaron una representante del Ministerio de la Producción de Santa Fe y asesores externos.

Durante el encuentro del equipo de trabajo de todas las direcciones regionales involucradas en el Plan, se evaluó y se realizó el seguimiento de las medidas que se implementan para la prevención de garrapata. Se dialogó sobre la emergencia por los incendios que hubo en Corrientes, se revisaron los resultados de los controles y se identificaron oportunidades de mejora.

Los puntos más destacables del encuentro fueron la evaluación del estado de situación de las medidas implementadas y el seguimiento que refiere a las auditorias basadas en riesgo que se van a realizar mediante análisis y evaluación de datos, debido a que se identificaron algunos establecimientos que podrían representar mayores problemas.

«Por tal motivo se comienza durante este año, un plan de auditorias basado en riesgo para mejorar y ajustar los controles que se hacen sobre las medidas implementadas para la presentación de zona libre de garrapata», explicó Acerbi.

Por su parte Melón afirmó que «un punto a destacar es el trabajo interregional y del Programa de Garrapata que se realizó con las diferentes regiones durante la emergencia en Corrientes y que significó identificar todos los establecimientos que ante la emergencia habían recibido animales de esa provincia, y que no habían sido inspeccionados ni tratados previo al movimiento. El Senasa identificó cada uno de estos establecimientos y también realizó las inspecciones».

Cabe destacar el trabajo realizado entre las regiones que estaban más capacitadas en el reconocimiento del parásito, ya que confeccionaron equipos de capacitación interregional con el objetivo de prevenir y controlar esta enfermedad de forma integral.