¡Habemus pactum! ATILRA consiguió lo que quería y la industria compró tiempo hasta marzo

Tuvieron que pasar dos meses de pura tensión, 15 días de medidas de fuerza directas y dos paros totales del gremio, para que las centrales representativas de las industrias lácteas ofrezcan la rendición incondicional ante las exigencias del sindicato.

Luego de una maratónica audiencia de 8 horas en el Ministerio de Trabajo, ayer finalmente se arribó a un entendimiento entre las partes y se logró evitar un tercer paro que ya había sido anunciado por ATILRA en caso de que la industria láctea (CIL y APYMEL) no mejore las condiciones de la “negociación”.

LOS PUNTOS DEL ACUERDO

Según consta en el acta oficial, firmada ayer a las 23:30h, “ambas partes acuerdan ad referendum de las asambleas de base que se efectuarán en los próximos días, lo siguiente:

“1. Otorgar un incremento salarial a partir del 1ro. de Julio de 2020, del 13,6 %, calculado sobre los básicos y el adicional remunerativo vigentes en el mes de abril de 2020,

“2. Asimismo otorgar para los meses de agosto y setiembre del 2020, el pago de una suma por única vez, de carácter alimentario no remunerativo de un importe equivalente al 4 %, calculado sobre el básico y el adicional remunerativo, del mes de Julio de 2020.

“3. Otorgar para los meses de octubre y noviembre del 2020, el pago de una suma por única vez, de carácter alimentario no remunerativo de un importe equivalente al 8%, calculado sobre el básico y el adicional remunerativo, del mes de Julio de 2020.

“4. Otorgar para el mes de Diciembre del 2020, el pago de una suma por única vez, de carácter alimentario no remunerativo de un importe equivalente al 12%, calculado sobre el básico y el adicional remunerativo, del mes de Julio de 2020.

“5. Aplicar a partir del 1 de enero de 2021, un incremento de modo remunerativo a los básico y adicional remunerativo del 12%, sobre los valores vigentes al mes de Julio de 2020.

“6. Otorgar un pago adicional por única vez no remunerativo, para cada trabajador de la actividad sujeto a la CCT 2/88 de una suma de pesos DOCEMIL ($12.000,00), la que deberá ser abonada de la siguiente forma $3.000,00 conjuntamente con los salarios del mes de agosto, $3.000,00, con los salarios del mes de setiembre, $3.000,00 con los salarios del mes de octubre y $3.000,00 con los salarios del mes de Noviembre todos de 2020.

“7. Con destino a colaborar con las actividades que ATILRA brinda sobre servicios de Salud, Educación, Cultura y acciones solidarias, las empresas abonan por cada trabajador dependiente, sujeto a la CCT 2/88, la cantidad de pesos DOCE MIL ($12.000,00), los que se pagarán en 6 cuotas de $2.000,00 cada una en los meses de Noviembre y Diciembre de 2020 y enero, febrero, marzo y abril de 2021.

“8. El valor de litro de leche para el periodo salarial tratado se ofrece en fijarlo en pesos CINCUENTA Y OCHO ($58,00).

“9. Sin perjuicio de ratificar ambas partes las claras posiciones que sobre el particular oportunamente expresaran en estas actuaciones, este Ministerio en virtud de las distintas situaciones evidenciadas en relación con el tratamiento del tiempo insumido en ocasión de las medidas de huelga realizadas, insta a las empresas de la actividad y a las seccionales de Atilra a procurar consensuar eventuales modalidades de compensación y/o recuperación de dichas horas, en los tiempos y/o modalidades que pudieran lograr definir.

“10- Asimismo, este Ministerio convocará en la segunda quincena del mes de marzo de 2021 a las partes a fin de iniciar negociaciones sobre las diversas temáticas que atañe a las empresas y a los trabajadores de la actividad.”

FINALMENTE

Analizando el contenido del acuerdo, se advierte que el gremio obtuvo todo lo que se había propuesto cuando comenzó su “lucha” y que la industria logró algo también, tiempo. Al menos 6 meses de paz social dentro de las industrias y eventual normalidad para seguir produciendo. Hasta la segunda quincena de marzo, los acuerdos estarían garantizando una tregua, salvo que el sindicato evalúe lo contrario antes de esa fecha.

Por Gustavo Gigena (Redacción Nuestro Agro)